Ovnis y vida extraterrestre
13/02/2024 (08:00 CET) Actualizado: 13/02/2024 (08:00 CET)

Ovnis: ¿Una batalla aérea en el siglo XVI?

En la primavera de 1561 tuvo lugar en Nuremberg (Alemania) un extraño incidente en los cielos: Una batalla aérea de UAPs esféricos.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

13/02/2024 (08:00 CET) Actualizado: 13/02/2024 (08:00 CET)
Comparativa entre el fenómeno de Nuremberg y los actuales UAP
Comparativa entre el fenómeno de Nuremberg y los actuales UAP

Al amanecer, del 14 de abril de 1561 sucedió algo muy extraño en los cielos de Nuremberg. Los vecinos de esta ciudad alemana contemplaron asustados una suerte de batalla aérea. Sobre sus cabezas se estaba desatando una danza errática de orbes, cruces, cilindros y la aparición de un gran y misterioso objeto negro con forma de flecha.

El artista local Hans Glaser eprodujo -incluso- lo que parece un aterrizaje forzoso en los límites de la ciudad. Debió de ser tal el impacto que dejó el fenómeno que inmortalizó la escena junto a una descripción detallada de lo que aconteció aquel día. Reza así: 

En la mañana del 14 de abril de 1561, al amanecer, entre las 4 y las 5 de la mañana, se produjo una terrible aparición en el sol, que luego fue vista en Nuremberg, en la ciudad, ante las puertas y en el campo, por muchos hombres y mujeres.

Al principio aparecieron en medio del sol dos arcos de medio punto de color rojo sangre, como la luna en su último cuarto. Y en el sol, arriba y abajo y a ambos lados, el color era sangre, había una bola redonda de color ferroso en parte opaco y en parte negro. Asimismo, a ambos lados y en forma de toro alrededor del sol, había bolas de color rojo sangre y otras bolas en gran número, unas tres en fila y cuatro en cuadrado, también algunas solas. Entre estos globos se veían algunas cruces de color rojo sangre, entre las cuales había franjas de color rojo sangre, volviéndose más gruesas hacia atrás y maleables por delante como varillas de carrizo, que estaban entremezcladas, entre ellas dos grandes varillas, una a la derecha, la otra a la izquierda, y dentro de las varillas pequeñas y grandes había tres, también cuatro y más globos. Todos comenzaron a pelear entre sí, de modo que los globos que estaban primero en el sol volaron hacia los que estaban a ambos lados, luego los globos que estaban fuera del sol, en las barras pequeñas y grandes, volaron hacia el sol. Además, los globos volaron entre sí y lucharon vehementemente entre sí durante más de una hora. Y cuando el conflicto dentro y fuera del sol fue más intenso, se fatigaron a tal punto que todos, como se dijo anteriormente, cayeron del sol sobre la tierra "como si todos ardieran" y luego se consumieron. sobre la tierra con un inmenso humo. Después de todo esto se avistó algo como una lanza negra, muy larga y gruesa; el eje apuntaba hacia el este, la punta apuntaba hacia el oeste. Cualquiera que sea el significado de tales señales, sólo Dios lo sabe. Aunque hemos visto, poco después de otro, muchos tipos de señales en el cielo, que nos envía el Dios todopoderoso para llevarnos al arrepentimiento, lamentablemente todavía somos tan ingratos que despreciamos señales y milagros tan elevados de Dios. O hablamos de ellos con burla y los tiramos al viento, para que Dios nos envíe un castigo espantoso por nuestra ingratitud. Después de todo, los temerosos de Dios no descartarán en modo alguno estos signos, sino que los tomarán en serio como una advertencia de su Padre misericordioso que está en el cielo, enmendarán sus vidas y rogarán fielmente a Dios que pueda apartar su ira, incluida la del bien. - merecido castigo, sobre nosotros, para que temporalmente aquí y perpetuamente allá, vivamos como sus hijos. Para ello, que Dios nos conceda su ayuda, Amén. 

Interpretado como un designio de Dios en la época, el fenómeno tiene hoy una connotación distinta.

Según datos de la AARO (Oficina de Resolución de Anomalías en Todos los Dominios por sus siglas en inglés) el 52% de los avistamientos ovni presentan forma esférica. ¿Podríamos estar frente a un antecedente medieval de los UAP?

Esquema oficial que desglosa los incidentes UAP
Esquema oficial que desglosa los incidentes UAP

Así lo concibió, a finales de los 50, el psicólogo suizo Carl Gustav Jung cuando incluyó el incidente en su obra Un mito moderno. De cosas que se ven en el cielo (1958).

La similitud con los ovnis cilíndricos de George Adamski en los años 50, o las modernas esferas UAP documentadas por la oficina del Pentágono son sobrecogedoras.

Pese a todo, los científicos actuales han intentado explicar el incidente centrándose en los dos “cuernos” que dibujó Glaser. A su juicio se trata de un simple parahelio, un fenómeno asociado a la reflexión de la luz solar en las partículas de hielo de las nubes. Sin embargo, la duración de estos halos tiene corta duración (y no una hora) y suelen manifestarse alrededor de los 22º a la izquierda y/o derecha del sol y no en la posición que dibujó Glaser. Definitivamente no cuadra.

Es verdad que en esos años se caracterizaron por inviernos extremadamente largos y fríos, primaveras mucho más frescas y temperaturas muy bajas. veranos húmedos, así como tormentas severas e inundaciones. Los resultados de este cambio climático incluyeron malas cosechas periódicas, hambrunas y también epidemias intermitentes. 

Un halo o parahelio solar
Un halo o parahelio solar

Con el miedo, la incertidumbre y la gran mortalidad, cualquier fenómeno meteorológico y los desastres naturales adquirieron significado religioso y político como signos de castigo divino o de la proximidad del Apocalipsis.

Sucedió también en España cuando el día de Navidad de 1704 cuando una bola de fuego atravesó el cielo desde Marsella a Barcelona causando pánico en la población, que a la sazón, se encontraba en plena Guerra de Sucesión al trono entre borbones y austrias.

Ambos bandos utilizaron el fenómeno a su favor con objetivos propagandísticos. Para los partidarios del Archiduque Carlos de Austria se trataba de una señal de que Dios los apoyaba, mientras que los defensores de Felipe V lo concibieron como una advertencia a los catalanes por la usurpación de la casa de Austria.

Le Livre Des Bonnes Moeurs ilustra a Dios en forma esférica
Le Livre Des Bonnes Moeurs ilustra a Dios en forma esférica

Mucho antes, en 1338, el autor francés Jacques Legrand ilustró El Libro de las Buenas Costumbres (Le Livre Des Bonnes Moeurs) con una gran esfera flotando en el cielo, lo que para los expertos en arte es una representación de Dios, muy rara, todo hay que decirlo, para algunos puede ser una representación astronómica y para otros una nave de otro mundo.

Una reciente hipótesis para explicar el fenómeno de Nuremberg plantea que Glaser tuvo acceso al libro de Vannoccio Biringuccio titulado De La Pirotechnia, que curiosamente fue publicado un año antes –en 1560- y tiene varios capítulos dedicados a la preparación y uso de cohetes en la guerra y en las fiestas. 

¿Podría haber llegado el libro a manos de un ciudadano de Nuremberg que probó con éxito los fuegos artificiales?

Parece poco probable.

Para estar quemando una hora artefactos pirotécnicos se requiere mucha pólvora e instrumental que no estaba en Baviera en esa época.

El incidente uap de Basilea
El incidente uap de Basilea

Unos años más tarde, en 1566, otro evento similar tuvo lugar en Basilea, Suiza, pero esta vez se trataba de orbes negros en una especie de escaramuza sobre el cielo de la ciudad.

Más significativo es el suceso protagonizado en Hamburgo, en 1697 donde la multitud observó dos enormes ruedas brillantes sobre el cielo de la ciudad.

Por desgracia, entonces no había cámaras para tomar fotos o videos y las referencias de periódicos y dibujos son nuestra única evidencia como el caso que hoy hemos analizado y cuyo original se conserva actualmente en la biblioteca central de Zúrich, en Suiza.

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie Extraterrestres (DMAX) y forma parte de los programas El Colegio Invisible y La Rosa de los Vientos, ambos en Onda Cero.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Año cero 403

Nº 403, marzo de 2024