Arqueología

Los incas seleccionaban a niños para sacrificarlos a los dioses

La selección se basaba en la belleza y pureza de los niños, quienes además gozaban de una posición privilegiada en la sociedad

irene foto autor

Periodista e Historiadora

25 de Mayo de 2021 (17:25 CET)

Los incas seleccionaban a niños para sacrificarlos a los dioses
Los incas seleccionaban a niños para sacrificarlos a los dioses

La civilización inca, que se desarrolló desde el siglo XIII hasta aproximadamente el siglo XVI, tenía un sistema de creencias en donde los sacrificios humanos conformaban una pieza fundamental. Su localización se extendió por numerosos países actuales, entre los que podemos encontrar Perú, Ecuador, Bolivia y ciertas partes de Colombia, Argentina y Chile. Ahora, un nuevo estudio, realizado por la Universidad Católica de Santa María (Perú) y publicado por la revista Archaeological and Anthropological Science, está aportando datos muy significativos sobre la naturaleza real de estos sacrificios.  

Los sacerdotes realizaban estos sacrificios de niños, niñas y mujeres jóvenes como ofrenda ante las adversidades

Los rituales del “Capacocha” esconden unas características bastante sorprendentes. La palabra "Capacocha" significa en quechua "obligación real" y servía para designar los rituales ceremoniales en los que se sacrificaba a niños. Pero, ¿cuándo se producían? Sobre todo cuando el imperio inca se veía sumido en fuertes sequías, hambrunas o catástrofes naturales. A partir de este estudio, los investigadores han llegado a la conclusión de que los sacerdotes realizaban estos sacrificios de niños, niñas y mujeres jóvenes como ofrendas a los volcanes Ampato y Pichu-Pichu, en Arequipa. De hecho, el volcán de Ampato era considerado una de las deidades más importantes de toda la zona suroeste del imperio.

SELECCIÓN FINAL

Lo más curioso de estos sacrificios es el hecho de que los menores eran previamente elegidos e incluso, tenían que vivir un proceso de preparación para ser posteriormente sacrificados. Desde su nacimiento, contaban con una alimentación y una crianza especial; y una vez iban a ser entregados a los dioses, consumían un brebaje que les hacía sumirles en un profundo trance. Estos sacrificios eran vistos por los incas como el camino hacia la prosperidad, ya que los dioses responderían a ellos con sus bendiciones.

momias
Una de las momias recuperada en el volcán de Ampato (Universidad Católica de Santa María)

De entre los cinco restos casi momificados que han sido estudiados por este equipo de investigación, se han recogido una serie de ideas muy interesantes. Encontrados a más de 5000 metros de altura, en áreas ceremoniales, estos restos pertenecen a niños de entre tres y siete años, especialmente de niñas. Todos ellos pertenecían a las clases altas incas, algo que ha sido demostrado mediante los huesos, que han permitido identificar que todos gozaban de buena alimentación y que poseían una tasa de crecimiento correcta, en comparación con el resto de la sociedad.

En definitiva, estos restos han permitido dar explicación a los rituales "Capacocha", en donde los incas sacrificaban a niños hace más de 500 años. Sin embargo, todavía hay muchos aspectos de la civilización inca que, como sucede con otras culturas precolombinas, carecen todavía de una explicación. Estas civilizaciones aportan grandes misterios que aún nos quedan por descubrir. 

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 371, Junio de 2021

Nº 371, Junio de 2021