Ciencia

Los animales están cambiando su forma para sobrevivir al cambio climático

Los efectos del cambio climático están llevando a que los animales tengan que adaptar su cuerpo y tamaño como método de supervivencia en el planeta.

irene foto autor

Periodista e Historiadora

20 de septiembre de 2021 (12:16 CET)

Los animales están cambiando su forma para sobrevivir al cambio climático
Los animales están cambiando su forma para sobrevivir al cambio climático

Las consecuencias del cambio climático en el planeta son cada vez más acusadas, afectando incluso al reino animal. Si bien es verdad que algunos animales están viéndose obligados a cambiar su hábitat para poder sobrevivir, en algunos casos también su evolución se está viendo afectada. 

Las orejas, el pico o la cola de determinadas especies están cambiando para adaptarse a los cambios generados por el cambio climático

Esto es lo que asegura un nuevo estudio publicado en la revista Cell. Distintas especies están viendo modificadas su forma y tamaño para poder sobrevivir a los cambios que se están teniendo lugar en la Tierra. Distintos apéndices de su cuerpo como las orejas, el pico o la cola están cambiando, un patrón cada vez más común. Según estos investigadores, el principal motivo sería, sin lugar a dudas, el aumento tan preocupante de temperatura del planeta.

"Revisamos la literatura publicada y encontramos ejemplos de animales que aumentan el tamaño de los apéndices en paralelo con el cambio climático y los aumentos de temperatura asociados", aseguró Matthew Symo, autor principal del estudio y profesor asociado de la Universidad de Deakin. Estos apéndices suelen ser utilizados por los animales para regular su temperatura interna, como ejemplifican los elefantes africanos, que utilizan sus orejas para bombear sangre y posteriormente las mueven para dispersar calor. 

Los investigadores podrían hacer predicciones sobre qué especies tienen más posibilidades de cambio

A partir de la regla de Allen, estos investigadores consideran que sería posible conocer cómo van a evolucionar las distintas especies animales frente al cambio climático. Esta regla, llevada a cabo por el zoólogo estadounidense Joel Allen, establece que en aquellos climas más fríos, los animales que son de sangre caliente, conocidos como endotermos, tienen apéndices más pequeños; sin embargo, aquellos animales de climas más cálidos poseen apéndices más grandes. 

"Nuestra investigación también sugiere que podemos hacer algunas predicciones sobre qué especies tienen más probabilidades de cambiar el tamaño de los apéndices en respuesta al aumento de las temperaturas, es decir, aquellas que se adhieren a la regla de Allen. Estos incluyen (con algunas salvedades) estorninos, gorriones cantores y una gran cantidad de aves marinas y pequeños mamíferos, como las zarigüeyas gráciles de América del Sur", especificó Symonds.

Esto indica que más animales a lo largo del mundo estarán sufriendo cambios en su evolución debido al cambio climático

Cacatua
Las cacatúas de pandillas están entre las especies que se han visto afectadas por los efectos del cambio climático

Los cambios más acusados vienen de la mano de aves, especialmente de aumentos en el tamaño del pico. Las cacatúas de pandillas y los loros de rabadilla roja han experimentado un aumento de su pico de entre un 4 y un 10% desde 1871. También las alas del murciélago de hoja redonda han aumentado desde esa fecha un 1,64%.

Aunque todo esto indica que más animales a lo largo del mundo estarán sufriendo cambios en su evolución debido al cambio climático, todavía faltan estudios al respecto que lo demuestren. Precisamente por este hecho es importante continuar este tipo de investigaciones: Los animales se están adaptando para poder sobrevivir al cambio climático y nosotros deberíamos de entender la evolución que cada especie va a desarrollar ante ello, especialmente porque algunas, por su dieta particular, posiblemente no sean capaces de cambiar su forma. 

Sin embargo, aunque sea ya demasiado tarde, la manera más eficaz de salvar la vida de estos animales sería reducir drásticamente las emisiones de efecto invernadero a la atmósfera. Pero, ¿en algún momento seremos capaces de ello?

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 375, Octubre de 2021

Nº 375, Octubre de 2021