Ciencia
22/02/2023 (08:00 CET) Actualizado: 22/02/2023 (08:00 CET)

Un ataque bioterrorista podría aniquilar a la humanidad, según Bill Gates

El cofundador de Microsoft declaró  a la BBC que se trata de una amenaza real a la que no estamos prestando suficiente atención.

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

22/02/2023 (08:00 CET) Actualizado: 22/02/2023 (08:00 CET)
La amenaza del bioterrorismo es real
La amenaza del bioterrorismo es real

En 2015, durante una inquietante conferencia ofrecida con motivo de una de las célebres charlas de TED Talks, el millonario y filántropo estadounidense advirtió a la audiencia de los graves riesgos a los que se enfrentaba la humanidad en caso de que se produjera una pandemia producida por un virus. «Si algo mata a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, es probable que sea un virus altamente infeccioso en lugar de una guerra», dijo entonces ante el público que escuchaba su intervención en Vancouver. Aquella charla, que llevaba por título ¿La próxima pandemia? No estamos listos, acabó convirtiéndose en toda una premonición de lo que acabaría sucediendo solo cinco años más tarde, cuando en 2020 «estalló» la terrible pandemia de Covid19 que todos hemos sufrido, provocada por el virus Sars-Cov-2, y que hasta la fecha ha provocado más de 7 millones de muertes a nivel mundial. Sorprendentemente, aquel acierto sirvió para desatar no pocas teorías conspirativas (y, a veces, delirantes) que situaban al cofundador de Microsoft en el centro de una trama surrealista en la que el propio Gates habría participado para propagar el virus a nivel planetario y, más tarde, implantar chips a toda la población a través de las vacunas.

Si algo mata a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, es probable que sea un virus altamente infeccioso en lugar de una guerra

El filántropo y magnate Bill Gates
El filántropo y magnate Bill Gates

Ahora, cuando lo peor de la pandemia de Covid19 parece haber quedado atrás, el filántropo estadounidense vuelve a lanzar una advertencia sobre otra amenaza que, en su opinión, se cierne sobre la humanidad, y que según sus palabras no está siendo tenida en cuenta como es debido: los peligros del bioterrorismo.

Durante una reciente entrevista concedida por Gates a Amol Rajan, periodista de la BBC, el magnate aprovechó para advertir de los riesgos que, en su opinión, supone el bioterrorismo. Según explicó Gates, ahora mismo todo el mundo parece ser muy consciente del peligro que constituye el calentamiento global y los efectos del cambio climático, pero no se está prestando la debida atención al bioterrorismo, cuando es algo «de lo que resulta más difícil defenderse, pues quien lo provoca lo hace de forma intencionada, y además conoce los puntos débiles del sistema de defensa de su víctima, de modo que puede diseñar un modo de saltarse esas defensas», explicó a Rajan.

Para la Interpol, la amenaza del bioterrorismo es real

Aunque a muchos las palabras de Gates les puedan sonar alarmistas –seguro que a muchos otros le servirán para imaginar nuevas conspiraciones de dimensiones globales–, lo cierto es que varias organizaciones coinciden en su análisis. Una de ellas es la Interpol, la Organización Internacional de Policía Criminal, de la que forman parte 194 países. Según los analistas de dicha organización, «la amenaza del bioterrorismo es real, y los informes actuales indican que individuos, grupos terroristas y delincuentes tienen tanto la capacidad como la intención de utilizar agentes biológicos para causar daños a la sociedad», explican los expertos.

Por si lo anterior no fuera lo suficientemente inquietante, los analistas de Interpol añaden que «los daños causados por un acontecimiento de este tipo podrían alcanzar una magnitud incalculable, provocando enfermedades y muertes generalizadas e infundiendo el miedo y el pánico a escala mundial».

Aunque las sustancias que podrían ser utilizadas por los bioterroristas para sus oscuros planes son muy variadas, organizaciones como el CDC (Centro para el Control de Enfermedades) de Estados Unidos creen que una posibilidad es que estos hipotéticos atacantes optasen por el ántrax maligno o carbunco, una enfermedad contagiosa y muy grave causada por la bacteria Bacilos anthracis. Aunque en su variante cutánea no suele ser una dolencia grave, que provoca la muerte en pocas ocasiones, su versión pulmonar resulta letal en la mayoría de los casos. De hecho, el uso del carbunco como arma biológica comenzó a explorarse ya durante la Segunda Guerra Mundial, aunque en aquella ocasión no llegó a utilizarse. En 1979, sin embargo, sí se produjo una fuga accidental en un laboratorio de investigación en la actual Ekaterimburgo (centro de Rusia), que provocó la muerte de al menos 96 personas. En 2001, tras el ataque contra las Torres Gemelas y el Pentágono, dos senadores del Partido Demócrata y varios medios de comunicación recibieron distintas cartas contaminadas con ántrax maligno que hicieron enfermar a 22 personas y causaron la muerte de cinco de ellas. Tras años de controvertida investigación, las autoridades estadounidenses determinaron que el autor de aquellos ataques fue el microbiólogo Bruce E. Ivins, que por aquel entonces trabajaba en las instalaciones gubernamentales de Fort Detrick, aunque esta cuestión sigue siendo motivo de discusión.

En cualquier caso –y esto es lo más preocupante–, el ántrax maligno no sería la única “herramienta” de la que dispondrían unos hipotéticos bioterroristas para causar graves daños a nivel global. Ahí fuera hay una gran variedad de sustancias –muchas de ellas casi imposibles de detectar de forma sencilla–, que grupos con intenciones dañinas podrían emplear para llevar a cabo sus terribles planes. Esperemos que, en esta ocasión, Bill Gates esté equivocado…

Sobre el autor
Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo especializado en temas de arte, historia y viajes. Ha publicado sus trabajos en medios como El Mundo, GEO, Lonely Planet, Condé Nast Traveler Destinos, entre otros. Autor de varios libros, como Historia negra de los Papas, Ars Secreta o Héroes y villanos. Fue jefe de edición de Año/Cero, y actualmente dirige el magazine de viajes y cultura Wanderer.es

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Año cero 403

Nº 403, marzo de 2024