Ciencia

La ciencia contra Trump

La crisis pandémica del coronavirus ha enfrentado al presidente de EE. UU., Donald Trump, con sus propias contradicciones. Acostumbrado a proferir exabruptos y a contar con la complacencia de su entorno político, ahora se retrae y opta por defender la investigación científica como lo que es: el único modo de controlar la propagación del virus.

23 de Marzo de 2020 (12:30 CET)

ciencia contra trump
ciencia contra trump

Tras realizar numerosas declaraciones críticas con el sector científico (hasta el punto de defender la postura «antivacunas») ha urgido a las farmacéuticas a encontrar una cura rápida para paliar el coronavirus. Las reacciones no han tardado en hacerse llegar. La más sonada, proveniente del jefe de redacción de la revista Science, Holden Thorp quien ha arremetido duramente contra el presidente y su falta de confianza en la ciencia.

«Durante los últimos 4 años, los presupuestos del Presidente Trump han hecho profundos recortes a la ciencia, incluyendo recortes en la financiación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades» afirma Holden Thorp en su editorial.

 

Thorp continúa su alegato afeando la postura del presidente de renegar de la ciencia al mismo tiempo que recurre a ella con la situación del COVID-19. «Ahora, el presidente de repente necesita la ciencia». Al mismo tiempo explica que la ciencia precisa de una acumulación y análisis de pruebas continuo que se traduce en aplicar el conocimiento inductivo para someter los hallazgos al escrutinio de sus pares y llegar a un conocimiento sólido. Es decir, necesitan financiación pública y apoyo político.

 

Un año para una vacuna

Por muy rápido que quiera trabajar la comunidad científica y en concreto el sector farmacéutico, la vacuna que pueda comercializarse sosteniblemente contra el COVID-19 tardaría entre un año y medio o más en llegar. No se puede actuar sin apelar a la reflexión: la vacuna tiene que ser segura. Así que nos sumamos a las palabras del jefe de redacción:

«Háganos un favor, Sr. Presidente. Si quiere algo, empiece a tratar la ciencia y sus principios con respeto» concluye la editorial de Thorp. 

Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada añocero abril corporativa

Nº 357, Abril de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.