Ciencia

La clave del viaje a la velocidad de la luz

Científicos privados proponen un modelo para superar la velocidad de la luz en una nave interestelar.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

23 de Marzo de 2021 (16:38 CET)

La clave del viaje a la velocidad de la luz
La clave del viaje a la velocidad de la luz

La realidad supera… la ciencia ficción. En efecto, ya podemos soñar con superar la velocidad de la luz. No tanto como la Enterprise de Star Trek o el Halcón Milenario de la Guerra de las Galaxias sino, más bien, como lo hace la nave de la película Interestellar, esto es, empleando una fuerza gravitacional masiva para doblar el espacio-tiempo. El directo del film, Christopher Nolan, bien asesorado por el físico teórico Kip Thorne, optó por concretar esa fuerza gravitacional en un agujero negro llamado “Gargantua” en alusión al gigante tan bondadoso como glotón quien junto a “Pantagruel”, protagonizan las novelas de François Rabelais, en el siglo XVI.

Por muy asesorada que estuviera la película, no dejaba de ser ciencia-ficción hasta que un grupo de físicos ha presentado el primer modelo para un impulsor real de curvatura, que permitirá viajar más rápido que la luz sobre las ondas del espacio-tiempo deformado.

Una nave espacial podría lograr un viaje más rápido que la luz si se pudiera crear un campo de densidad de energía configurable menor que el del vacío

El nuevo estudio plantea una solución a la llamada “impulsión Alcubierre”, una idea propuesta en 1994 por el físico teórico Miguel Alcubierre. Durante sus estudios de doctorado en la Universidad de Gales, Cardiff, este científico mexicano propuso una solución de las ecuaciones de campo de Einstein en relatividad general mediante la cual, una nave espacial podría lograr un viaje más rápido que la luz si se pudiera crear un campo de densidad de energía configurable menor que el del vacío (es decir, con masa negativa).

El problema de la “impulsión Alcubierre” es que requiere mucha energía negativa en un solo lugar, algo que simplemente no es posible según la física existente. Sin embargo, investigadores de un grupo de investigación independiente con sede en Nueva York, Applied Physics, han descubierto que es posible deshacerse de la ficción de la energía negativa y aun así conseguir un impulso de curvatura.

Según publican en Classical and Quantum Physics, se podría usar una fuerza gravitacional masiva para doblar el espacio-tiempo si se encuentra una forma de comprimir una masa del tamaño de un planeta a un tamaño de módulo de nave espacial manejable para utilizar su gravedad. Algo que, hoy por hoy, no puede construirse, pero que será factible en el futuro.

Según Alexey Bobrick, astrofísico y científico de la Universidad de Lund en Applied Physics, "muchas personas en el campo de la ciencia conocen la impulsión Alcubierre y creen que los impulsores de curvatura no son físicos debido a la necesidad de energía negativa.” Y continúa explicando que esto “ya no es correcto". "Fuimos en una dirección diferente a la de la NASA y otros. Nuestra investigación ha demostrado que en realidad hay varias otras clases de impulsos de curvatura en la relatividad general. En particular, hemos formulado nuevas clases de soluciones de impulsión de curvatura que no requieren energía negativa y, por lo tanto, se vuelven físicas", agrega en un comunicado

Otro miembro del equipo, Gianni Martire, concluye: "Si bien todavía no podemos romper la velocidad de la luz, no necesitamos hacerlo para convertirnos en una especie interestelar.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 370, Mayo de 2021

Nº 370, Mayo de 2021