Ciencia

Se acaba el misterio: el asteroide Oumuamua no es un OVNI

Oumuamua se llegó a considerar "el OVNI inexplicable", y es que varios observatorios de todo el mundo se hicieron eco de la incógnita que representaba este objeto interestelar que entró en nuestro sistema solar. Su tamaño y aspecto bien parecía una nave extraterrestre, aunque estudios recientes apuntan que este asteroide sería de origen natural.

Gerard Gordon

21 de Noviembre de 2019 (13:00 CET)

Se acaba el misterio: el asteroide Oumuamua no es un OVNI
Se acaba el misterio: el asteroide Oumuamua no es un OVNI

Hace dos años, el 19 de octubre de 2017, el Telescopio de Sondeo Panorámico y Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS1), del Observatorio Haleakala de la Universidad de Hawaii, descubrió el primer objeto interestelar en atravesar nuestro sistema solar. Se denominó Oumuamua, nomenclatura proveniente del hawaiano ou ('alcanzar') y mua ('primero' o 'antes de'), que se duplica por énfasis. 

Como no podía ser de otra forma, no tardaron en llegar las teorías de la conspiración que se referían a Oumuamua como un OVNI, ya que por tamaño y aspecto bien podía serlo, enviado por extraterrestres con la misión de explorar nuestro sistema solar. Sin embargo, un estudio científico reciente rebate esta posibilidad, atribuyéndole un origen natural al ya famoso asteroide. 

"Nunca hemos visto en nuestro sistema solar nada como Oumuamua. Realmente es todavía un misterio" - Matthew Knight, investigador de la Universidad de Maryland

A pesar de las dificultades que existen para describir este objeto interestelar, pues tiene características de cometa y asteroide,Knight asegura que disponen de una gran variedad de fenómenos naturales que podrían explicar su origen, tal y como explican en su estudio The natural history of Oumuamuapublicado el pasado verano. Una de estas posibles explicaciones es que hubiera salido de su sistema original propulsado por un planeta gigante gaseoso

oumuamua sistema solar ovni (1)

 

Foto: NASA/ESA/STScI 

 

Oumuamua tiene forma alargada, de aproximadamente 800 metros de longitud y color rojizo. Llamó la atención de los observatorios por su extraño movimiento, ya que no concordaba con lo que los cometas o asteroides nos tenían acostumbrados. ¿Es uno, el otro, o ambos? Sea como sea, lo que parece claro es que, aunque único e interesante, su origen es completamente natural.

En lo que sí coinciden la mayoría de investigaciones es que Oumuamua podría ser el primero de muchos objetos interestelares en "visitar" nuestro sistema solar. Sin ir más lejos, hace apenas dos meses se descubrió un segundo objeto interestelar, conocido como C/2019 Q4 (Borisov), del que también hablaremos en otro momento. 

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Diciembre 2019

Nº 353, Diciembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.