Ciencia

La partícula “fantasma” surgida de un agujero negro

Científicos detectan por primera vez una partícula con características especiales que nace a partir de la destrucción de una estrella consumida por un agujero negro.

irene foto autor

Periodista e Historiadora

17 de marzo de 2021 (12:15 CET)

La partícula “fantasma” surgida de un agujero negro
La partícula “fantasma” surgida de un agujero negro

El espacio nunca deja de fascinarnos. Cada vez que descubrimos algo acerca de él, nuevas incógnitas surgen en torno a los diversos fenómenos que lo integran. Esto es algo que observamos continuamente en el panorama científico y así lo evidencia uno de los descubrimientos más recientes. Gracias a un equipo de investigadores pertenecientes a la Universidad de Nueva York y al centro de investigación DESY (Alemania), se ha podido recoger la destrucción de una estrella consumida por un agujero negro.

A 750 millones de años luz, una estrella fue destruida al ser atrapada en la gravedad de un agujero negro. Este hecho se produjo debido a la fuerza de marea del agujero negro. De esta forma, a partir de este fenómeno conocido como disrupción de marea (TDE, tidal disruption event), se ha determinado que el neutrino, una partícula compuesta de enorme energía subatómica, podría surgir de él. 

¿Cómo se produciría esta partícula tan especial? Una parte de la estrella destruida fue expulsada al espacio, mientras que una parte se quedó en torno al agujero negro, en forma de disco compuesto de gas y de polvo. Esta materia en el disco se detectó por primera vez el 9 de abril de 2019, a través de la Instalación Transitoria de Zwicky (ZTF) en el Observatorio Palomar de Caltech (California). Este evento se denominó AT2019dsg y fue captado a través del brillo y el calor que emanaba la materia.

La destrucción de las estrellas son sucesos tan poderosos que son capaces de acelerar las partículas de alta energía 

Posteriormente, el 1 de octubre de 2019, se detectó un neutrino, de enorme energía, al que se le dio el nombre de IC191001A. En este momento fue cuando los científicos consideraron que podía existir una vinculación directa entre ambos. “Esto sugiere que estos eventos de destrucción de estrellas son lo suficientemente poderosos como para acelerar las partículas de alta energía”, como argumentó Sjoert van Velzen, uno de los autores de del artículo en Nature.

El origen de esta partícula había resultado hasta el momento completamente desconocido. De hecho, esta partícula es bastante específica, ya que tiene unas características muy determinadas: carece de carga, tiene una masa bastante pequeña, viaja a la velocidad de la luz y no interactúa con materia normal.

Por ello, el hallazgo tiene una gran importancia dentro del panorama científico ya que, por un lado, nos permite observar mejor cómo surgen las partículas de mayor energía en el universo. Por otro, es muy difícil captar la muerte de una estrella surgida a partir de un agujero negro y en este caso, se ha conseguido. La correlación de estos dos elementos, la fuerza del neutrino y la disrupción de mareas es lo que hace completamente único este proceso.

“Sin la detección del evento de interrupción de las mareas, el neutrino sería solo uno de muchos. Y sin el neutrino, la observación del evento de interrupción de las mareas sería solo una de muchas. Solo a través de la combinación podríamos encontrar el acelerador y aprender algo nuevo sobre los procesos internos”, argumentó el astrofísico Marek Kowalski, perteneciente al DESY. En definitiva, este descubrimiento supone un pequeño avance a la hora de descubrir todo lo que el espacio puede ofrecernos. A la vez que se abren nuevas incógnitas, otras anteriores se cierran.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 375, Octubre de 2021

Nº 375, Octubre de 2021