Conspiraciones

Teleportación: la «conspiración Tesla»

La ciencia experimenta la teleportación con fotones, pero es posible que alguien lo lograse 80 años atrás con gente.

26 de Noviembre de 2019 (17:30 CET)

Teleportación: la «conspiración Tesla»
Teleportación: la «conspiración Tesla»

El Eldridge DE-173 es, o era, una simple fragata de la marina de los EE. UU. Nada que ver con grandes portaviones de ultimísima tecnología como el USS Ronald Reagan o el USS Nimitz, que actualmente se encuentran situados en las inmediaciones de la Península de Corea y cuyo poder es tan letal que podrían acabar en cuestión de minutos con cualquier aspiración a ganar una posible guerra del líder supremo Kim Jong-un. Hablamos de prodigios de la ciencia aplicados a la industria armamentística.

En julio de 2001, el ingeniero aeroespacial Vadim Chernobrov, utilizando campos magnéticos vibratorios cuya interferencia genera ondas longitudinales de altísima frecuencia, en una especie de iglú obtuvo una deceleración del tiempo del 3%. Relojes mecánicos, de péndulo, de cuarzo, atómicos y de arena, a la media hora de exposición, marcaban un minuto menos que los del exterior.

Pues bien, hay quien defiende que esta industria, sirviéndose precisamente de los experimentos llevados a cabo por Nikola Tesla y de los textos que dejó escritos antes de morir, pudo haber intentado una teleportación, precisamente con el citado Eldridge DE-173 y toda su tripulación. El resultado, al parecer, fue un desastre… Aseguraba tiempo atrás el escritor Alberto Borrás, que se especuló «sobre si algún invento de Tesla hubo intervenido en ello. El experimento tuvo lugar seis meses después de su muerte, en julio de 1943, en plena II Guerra Mundial. Si la documentación que confiscó el FBI tras su fallecimiento contenía información sobre sus teorías y manipulación del tiempo, el espacio, y mundos paralelos, con una tecnología que posibilitaba un escudo electromagnético que contrarrestaba los radares, una burbuja de un espacio-tiempo distinto que la hacía invisible, es posible que se intentara. Había urgencia de salvar barcos y se haría con prisas, pero sin el conocimiento correcto de las teorías de Tesla, y obviamente, sin su asesoramiento, ocurrió lo inesperado». Hay que decir antes de continuar que el único testigo, que además apareció en 1955, fue un hombre llamado Carlos Allende. Cualquier relato que nos venga referente al experimento de teletransportación del Eldridge DE-173 viene de él. Por este motivo se ha planteado que todo pudo ser un montaje de dicho personaje, alrededor del cual, además, todo son dudas, empezando por su propia existencia. Sea como fuere, asegura Borrás, «en las descripciones del experimento, se habla de una neblina verde resplandeciente que rodeó el Eldridge antes de su desaparición. Tesla, desde Colorado Springs había escrito una detallada descripción de ondas electromagnéticas verdes que había logrado con altísimas frecuencias, y que aparentaban una niebla de ese color, lo que da verosimilitud a ese experimento. Él estaba investigando sobre mundos paralelos desplazados en el tiempo (…)».

eldridge tesla conspiracion teleportacion
 

El tal Allende afirmó que el barco desapareció de los muelles de Filadelfia y al instante apareció, por espacio de unos segundos, en el puerto de Norfolk, situado a 350 kilómetros de distancia. Después reaparecía nuevamente en Filadelfia, con alguna evidente diferencia. Esta información a Allende le llegó, a su vez, de otro personaje que decía llamarse Morris K. Jessup, y que le escribió que tras el experimento «la mayoría enloqueció, uno salió a través de la pared de su alojamiento a la vista de su mujer e hijo y otros dos miembros de la tripulación –no volvió a ser visto–, dos se inmovilizaron y se incendiaron mientras llevaban unas brújulas comunes… El experimento fue un éxito completo. Los hombres fueron fracasos completos». El caso ha quedado diluido entre los márgenes de la leyenda. Es posible que asuntos así convenga mantenerlos en silencio…

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Diciembre 2019

Nº 353, Diciembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.