Hechos paranormales

Fotografían al fantasma del cementerio de Sheffield

Un equipo de investigadores del mundo paranormal detectó una imagen fantasmal de la «dama flotante» mientras exploraban un cementerio de época victoriana en Sheffield (Inglaterra)

13 de Noviembre de 2020 (11:10 CET)

Fotografían al fantasma del cementerio de Sheffield
Fotografían al fantasma del cementerio de Sheffield

El 17 de octubre a las 11:30 pm un grupo de investigadores ingleses vivió una experiencia paranormal en el Cementerio General de Sheffield, en Inglaterra. Este cementerio, inaugurado en 1836, se construyó con motivo del hacinamiento que estaban experimentando el resto de cementerios ingleses ante el fuerte brote de cólera de 1832. Sobre todo porque muchas de las víctimas estaban siendo enterradas en fosas comunes. Actualmente, cuenta con aproximadamente 87.000 personas enterradas, pero ya no se entierra a más. Ha sido considerado un área natural de interés histórico, gozando por tanto de protección para su conservación. En torno a su existencia, muchas son las leyendas que indican que este cementerio está embrujado. 

Hace 170 años, en este lugar, Katherine Parker fue enterrada tras su suicidio. Previamente, en 1837, su marido William Parker había muerto, por lo que, al no tener testamento, ella quedó al cargo de sus negocios, dinero y, de sus cinco hijos, criándolos sola. Ante semejante estrés, en 1844 Katherine acabó quitándose la vida. Rachel Parsons, integrante del equipo de investigación paranormal, considera que existe una alta probabilidad de que Katherine fuese el personaje fantasmal que se les apareció en el cementerio: «Durante el camino, sentí a una mujer, una mujer con problemas de salud mental que me siguió por todo el cementerio. Fue bastante desconcertante, ya que sentía que ella no quería que nosotros estuviéramos allí. Sentí que era una mujer atormentada, que cada vez me hacía sentir más incómoda». 

Conforme Parsons estudió más en profundidad la figura de Katherine, más convencida se quedó de que esta aparición realmente correspondía a ella: «Cuando leí sobre la historia del lugar y la triste historia de Katherine, pensé inmediatamente que debía de ser ella. Todo encajó a la perfección». 

El equipo, tras la primera visita al cementerio, volvió una segunda vez para corroborar que la imagen obtenida no correspondía a una lápida. Pese a que las tumbas contaban con decoraciones que bien podían despistar, realmente no había nada comparado a la imagen que capturaron. Además, la imagen translúcida de la «dama flotante» era imposible de confundir con otro elemento del cementerio. El espíritu de Katherine está más vivo que nunca. 

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada ano cero noviembre corporativa

Nº 364, Noviembre de 2020