Historia oculta

Tikal fue abandonada por el envenenamiento de sus líderes

Un nuevo estudio revela por qué fue abandonada la espectacular ciudad maya de el Petén, en Guatemala.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

23 de julio de 2021 (13:49 CET)

Tikal fue abandonada por el envenenamiento de sus líderes
Tikal fue abandonada por el envenenamiento de sus líderes

El biólogo David Lentz, de la Universidad de Cincinnati, ha propuesto una hipótesis para explicar el repentino abandono de ciudades mayas como Tikal, en Guatemala.

Esta ciudad devorada por la selva de Peten surgió alrededor del siglo III a.C. y alcanzó su máximo esplendor mil años más tarde, cuando llegó a estar habitada por unas 70.000 personas. Pero, en el siglo X de nuestra era, misteriosamente fue abandonada: ¿Por qué?

El trabajo liderado por Lentz ha descubierto que los dos embalses situados en el centro de la ciudad, cerca del palacio y del templo, poseían una elevada presencia de algas y mercurio. Los análisis efectuados a las aguas demuestran que la toxicidad era tan alta que el líquido elemento almacenado allí era imbebible para los seres humanos. ¿Cómo llegó el mercurio hasta las cisternas?

El pigmento rojo fue utilizado a menudo por los mayas para decorar sus edificios, cerámicas y en ceremonias funerarias

El mercurio es un metal pesado altamente tóxico que aparece en depósitos en todo el mundo, principalmente como cinabrio (sulfuro de mercurio). El pigmento rojo denominado bermellón se obtiene triturando cinabrio natural o sulfuro de mercurio obtenido por síntesis y este pigmento fue utilizado a menudo por los mayas para decorar sus edificios, cerámicas y en ceremonias funerarias de la élite de la ciudad.

La propuesta de Lentz es que, con los años, este cinabrio fue filtrándose en los depósitos y fue formando sedimentos. Estas capas sedimentarias poseían, como indicamos, una elevada presencia de dos tipos algas tóxicas o cianobacterias llamadas Planktothrix Microcystis por lo que el consumo del agua de estas cisternas habría envenenado a la población, enfermándola o causando un alto nivel de mortandad. Por desgracia, no se han hallado cuerpos que sustenten el envenenamiento masivo de la población. Además, tal como advierte Kenneth Tankersley, profesor asociado de Antropología en la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Cincinnati, el agua procedente de estas cisternas habría tenido un aspecto desagradable. "Habría tenido un sabor desagradable. Habría habido estas grandes floraciones de algas. Probablemente nadie hubiera querido beberla". ¿Entonces?

Creen que sólo la élite gobernante pudo consumir el agua 'envenenada' provocando un deterioro de su salud

Habida cuenta de que los investigadores no han hallado tantos elementos contaminantes en los sedimentos de embalses más alejados al centro ceremonial, creen que sólo la élite gobernante pudo consumir el agua "envenenada" provocando un deterioro de la salud en las élites gobernantes comprometiendo su capacidad de liderazgo.

Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) muestran que la mayoría de las personas con niveles de mercurio en sangre pueden incluir síntomas como:

  • Pérdida de la visión periférica,
  • Sensaciones de cosquilleo, por lo general, en las manos, pies y alrededor de la boca,
  • Falta de coordinación de movimientos,
  • Disfunción del habla, audición y capacidad de caminar,
  • Debilidad muscular.

Los investigadores creen que también existe una interrelación significativa entre la exposición crónica al mercurio y los aspectos del síndrome metabólico, particularmente en la obesidad.

El trabajo publicado en Nature Scientific Reports concluye que la utilización del agua de los embalses en rituales públicos pudo provocar enfermedades,  lo que unido a las persistentes sequías que asolaron la región pudo contribuir al abandono de la ciudad.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021