Misterios

La mirada torcida: buscar por buscar

Cuando tomas esa senda, soportada en los pilares de la absoluta libertad y el afán de conocimiento, empiezan a surgir las respuestas.

Miguel Pedrero

15 de abril de 2021 (14:46 CET)

La mirada torcida: buscar por buscar
La mirada torcida: buscar por buscar
Nº 369, Abril de 2021
Este artículo pertenece al Nº 369, Abril de 2021

La fotografía que ilustra este texto soporta a sus espaldas más de treinta años. Los que aparecen en la imagen son Carlos G. Fernández y Manuel Carballal, desde mi punto de vista junto a J. J. Benítez y Marcelino Requejo, los mejores investigadores de hechos anómalos de España. Y ese artefacto oxidado que aparece a su lado es un monumento que construyó en su día un conocido peluquero vigués llamado Juan Minguela, en recuerdo al encuentro cercano con un OVNI que protagonizó un lejano 27 de marzo de 1970 en su casa de campo, en el municipio de Oia, a unos 37 kilómetros de la ciudad olívica. Por mucho que esté tentado a hacerlo, en esta ocasión no voy a relatar el suceso ufológico que vivió el bueno de Minguela, porque mi espacio es limitado y la razón de estas líneas es otra: mirar tras las bambalinas de la fotografía. Salta a la vista que Carlos y Manuel están felices, porque acaban de entrevistar al peluquero, que les ha narrado con pelos y señales su experiencia. Además, llevan al cuello sus cámaras fotográficas, con lo cual han fotografiado palmo a palmo el lugar de los hechos y han estudiado el terreno a conciencia. Lo sé porque muchos años después de que se tomara esta imagen tuve la oportunidad de investigar un buen puñado de casos junto a ambos. Pero esto tampoco es lo más importante de la fotografía, sino lo que representa: la búsqueda de respuestas sin concesiones y sin ningún objetivo crematístico. Los conozco bien y sé que ambos solo tienen una finalidad: encontrar la verdad, caiga quien caiga y duela a quien duela. Esa es la auténtica búsqueda, el camino correcto, el que te hace libre y te conecta verdaderamente con las grandes preguntas de nuestra existencia. Parece magia, porque cuando tomas esa senda, soportada únicamente en los férreos pilares de la absoluta libertad y el afán de conocimiento, sin ataduras de ningún tipo, es cuando surgen las respuestas. Es cuando empiezas a comprender y a casar las piezas. Y cuanto más avanzas en la comprensión de estos asuntos denominados erróneamente anómalos, más preguntas surgen, y así hasta el infinito… Porque la meta siempre es el camino…

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021