Mundo futuro
09/05/2022 (13:50 CET) Actualizado: 09/05/2022 (18:41 CET)

Inteligencias artificiales que son conscientes

Son numerosos los ingenieros que trabajan en un campo apasionante: la creación de inteligencias artificiales (IA) que sean conscientes de su existencia. Sin embargo, numerosos especialistas advierten sobre el peligro que suponen esta clase de desarrollos que se nos pueden escapar de las manos…

Juanjo autor web
09/05/2022 (13:50 CET) Actualizado: 09/05/2022 (18:41 CET)
Inteligencias artificiales que son conscientes
Inteligencias artificiales que son conscientes

En diciembre de 2015 nacía OpenAI, una empresa especializada en el desarrollo de tecnología de Inteligencia Artificial (IA). Sus fundadores, Ilya Sutskever, Sam Altman y el archiconocido Elon Musk, pretendían liberar sus creaciones para que todo el mundo pudiera accedera la IA, evitando al tiempo que cayera en manos de una élite gubernamental o empresarial que pudiera utilizarla para sus propios intereses. Sin embargo, las polémicas en las que se vio envuelta la empresa condujeron a Musk y a Altman a dejar el proyecto en 2019. Tras la salida de ambos, OpenAI pasó de ser una fundación sin ánimo de lucro a otra con el objetivo de obtener "beneficios limitados".

Numerosos proyectos científicos trabajan con un objetivo: dotar a la IA de conciencia

EL INCREÍBLE GPT-3

Ahora, Ilya Sutskever, CEO de OpenAI, ha publicado un inquietante tuit en el que muestra su convencimiento en que las redes de IA más desarrolladas están empezando a ser conscientes de sí mismas, lo que implicaría uno de los cambios más importantes de la historia de la humanidad: la
aparición de tecnologías con conciencia. Sutskever escribió en su cuenta de Twitter: "Puede que las grandes redes neuronales ya sean ligeramente conscientes". Apoyó tal afirmación Andrej Karpathy, exempleado de OpenAI y director de tecnología de IA en Tesla, donde dirige el proyecto de piloto
automático para automóviles. Karpathy siempre se ha mostrado especialmente optimista sobre dicha tecnología que, en su opinión, acabará en un plazo corto de tiempo solucionando los grandes problemas de la humanidad. Aunque tampoco se cansa de advertir sobre la posibilidad de que la tecnología de IA acabe en manos de unos cuantos poderosos que puedan utilizarla para crear una dictadura encubierta infalible.

El procesador de textos GPT-3 podría ser utilizado para la fabricación masiva de noticias falsas tan creíbles que difícilmente podrían ser igualadas por periodistas malintencionados

Pero regresando a las palabras de Ilya Sutskever, numerosos periodistas especializados concluyeron que en realidad se estaba refiriendo a una de las creaciones más polémicas de OpenAI: el procesador de textos GPT-3 (actualmente no disponible), dotado de una poderosa tecnología de IA capaz de crear textos sin parar, que podía ser utilizado para la fabricación masiva de noticias falsas tan creíbles que difícilmente podrían ser igualadas por periodistas malintencionados. Como era de acceso libre, organizaciones de todo pelaje (probablemente incluidos servicios de inteligencia) y personajes de lo más dudoso emplearon GPT-3 para crear operaciones globales de desinformación con objetivos políticos, militares, empresariales o estratégicos.

Los ingenieros de OpenAI entrenaron a GPT-3 programándolo para que aprendiera una enorme cantidad de información disponible en internet, como todos los libros públicos que se hayan escrito y estén disponibles, toda la Wikipedia y millones de páginas web y documentos científicos disponibles en la red de redes. Básicamente ha absorbido el conocimiento humano más relevante publicado en internet. Además, es capaz de analizar 175.000 millones de parámetros a la hora de chatear con alguien, crear una web o una noticia, ofrecer pronósticos sobre política o la bolsa o incluso programar aplicaciones tecnológicas.

Un usuario decidió usar la herramienta de IA para "resucitar" a su novia fallecida. GPT-3 respondía exactamente como si fuera la joven muerta

LOS MUERTOS «RESUCITAN»

A pesar de que GPT-3 podía emplearse para finalidades bastante oscuras continuó siendo de acceso libre hasta que un usuario decidió usar la herramienta de IA para "resucitar" a su novia fallecida. Joshua Barbeau, un desarrollador informático y guionista de juegos de roll, introdujo en GPT-3 todas las conversaciones que había mantenido con su novia durante los últimos años a través de redes sociales y de aplicaciones de mensajería instantánea. Lo que empezó como un curioso experimento acabó impactando psicológicamente a Barbeau, puesto que GPT-3 respondía exactamente como si fuera la joven muerta. A causa de la polémica generada, OpenAI decidió retirar GPT-3. Sin embargo, Elon Musk ya tenía tomada su decisión y abandonó la empresa. "No estoy de acuerdo con lo que OpenAI quiere hacer", dio como escueta explicación antes de dar un portazo.

Actualmente se están llevando a cabo ciertas mejoras en la tecnología de IA de GPT-3 para que realice todavía mejor las funciones para las que fue diseñado, a la vez que sea más complicado utilizarlo con "objetivos tóxicos". Muchos sospechan que el CEO de OpenIA ha sido informado por sus ingenieros de que GPT-3 parece mostrar cierta conciencia de su existencia, lo cual significa el advenimiento de una nueva época en la historia de la humanidad.

Los científicos implicados en el proyecto se muestran convencidos de que copiando la totalidad de las neuronas del cerebro de un individuo la conciencia acabará apareciendo

PROYECTO DE CIENCIA FICCIÓN

En la actualidad son numerosos los proyectos científicos que trabajan con un objetivo: dotar a la IA de conciencia. Aunque en apariencia los especialistas están todavía lejos de lograr tal fin, avanzamos a pasos agigantados hacia un escenario que cambiará para siempre nuestra relación con la tecnología. Para muestra, un botón. Un equipo de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), una de las instituciones europeas líderes en ciencia y tecnología, consiguió modelar la mitad del cerebro de un ratón, al que bautizaron como Blue Brain. Se trata de un primer paso para hacer lo mismo con uno humano en su totalidad. Los científicos implicados en el proyecto se muestran convencidos de que copiando la totalidad de las neuronas del cerebro de un individuo y las complejas interacciones que llevan a cabo entre sí, la conciencia acabará apareciendo. El Dr. Henry Makram,
director de la investigación, no tiene dudas al respecto: "Blue Brain empieza a aprender y a recordar cosas. Podemos ver cuando recobra una memoria y de donde la recobra, podemos rastrear la actividad de cada molécula, cada célula, cada conexión y ver cómo la memoria se formó (…) Construyendo desde una columna neurocortical hasta un neurocórtex entero, las propiedades emergentes etéreas que caracterizan al pensamiento humano, paso a paso, se hacen evidentes".

Sobre el autor
Juanjo autor web

Colaborador habitual de la revista Año/Cero y los programas La Rosa de los Vientos y El Dragón Invisible, entre otros. Actualmente, forma parte del podcast Falsa Bandera.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 386, Septiembre de 2022

Nº 386, Septiembre de 2022