Mundo futuro

Ya nos dirige una inteligencia artificial

La mayoría de nosotros, en nuestra vida diaria, seguimos las instrucciones que nos trasladan programas informáticos sin caer en la cuenta de ello.

Miguel Pedrero

9 de diciembre de 2021 (12:50 CET)

Ya nos dirige una inteligencia artificial
Ya nos dirige una inteligencia artificial

Estamos viviendo en una realidad dominada por programas de inteligencia artificial (IA), aunque no somos conscientes de ello. La mayoría de nosotros, en nuestra vida diaria, seguimos las instrucciones que nos trasladan máquinas y programas informáticos sin caer en la cuenta de ello. El motor de búsqueda de Google, los productos que nos sugieren los portales de compras o los mensajes que leemos en nuestras redes sociales dependen de algoritmos inteligentes que estudian nuestros hábitos, gustos, ideología, etc. Por lo tanto, son softwares de IA los que en realidad deciden qué compramos, qué leemos, qué opinamos y con quien nos relacionamos. El control de los algoritmos sobre nosotros llega a tal grado de refinamiento que son capaces de detectar palabras clave en las conversaciones que mantenemos a través de nuestros teléfonos móviles, o incluso con otras personas en nuestro hogar o en una cafetería, siempre y cuando nos encontremos junto a nuestros móviles. En definitiva, existimos inmersos en un sistema capitalista basado en la vigilancia de los ciudadanos y en el análisis de datos. El objetivo de Google, Amazon, Facebook y otras compañías transnacionales basadas en los datos consiste en conocer a cada individuo mejor que él se conoce a sí mismo. El fin último es vendernos productos, pero estas herramientas ya están siendo aprovechadas por gobiernos, partidos políticos, servicios de inteligencia o grupos de presión para manipular nuestros pensamientos; en definitiva, para asaltar el último reducto de privacidad que nos queda: lo que pasa por nuestra mente. Jaron Lanier está considerado el padre de la realidad virtual, uno de los programadores más brillantes de la historia y creador de los protocolos necesarios para que funcione Internet. Pero eso no impide que denuncie que esos algoritmos de IA que controlan internet –muchos de los cuales ha programado él mismo– son «armas» encaminadas a manipular nuestro comportamiento para mayor gloria de las corporaciones basadas en el análisis de nuestros datos.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios (1)

Jazz Hace 1 mes
de verdad este diminuto artículo es todo lo que tiene que decir el autor acerca del tema? cielos, creo que más bien son pequeños ganchos para alimentar la base de datos de los socios y cookies.

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 378, Enero de 2022

Nº 378, Enero de 2022