Ovnis y vida extraterrestre

El gobierno de EEUU sabe que los UAP no son humanos

Correos electrónicos ponen en evidencia que los ovnis son naves no humana con destino a un lugar próximo a las Bermudas.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

16 de agosto de 2021 (11:44 CET)

El gobierno de EEUU sabe que los UAP no son humanos
El gobierno de EEUU sabe que los UAP no son humanos

El reciente informe del gobierno de los Estados Unidos sobre los UAP, los ovnis de toda la vida, evita cualquier alusión a su procedencia extraterrestre. El documento desliza el cansino estribillo de que los objetos que sobrevuelan los buques de la Armada pueden ser drones avanzados desarrollados por naciones como Rusia o China.

Dice eso, pero saben que no es cierto.

No sólo por la incapacidad de probar que se trate de ingenios extranjeros, ya que su tecnología está a años luz de cualquier nave humana, sino porque los correos electrónicos publicados por Wikileaks en 2016 (un año antes de que conociéramos que el Pentágono seguía investigando ovnis en secreto) dejaban claro que los UAP venían del espacio y desaparecían en un lugar del Océano Atlántico, frente al costa de Florida. Vayamos por partes:

En 2016, publiqué en esta web los correos electrónicos filtrados entre el ex presidente de campaña de Hillary Clinton, John Podesta, y el guitarrista de la banda Blink-182, Tom DeLonge, a propósito del tema ovni; pero Podesta mantenía correspondencia con otros personajes interesantes, entre ellos Bob Fish, un ex contratista de TI (Tecnología de la Información).

Sin título(23)
Foto de perfil de LinkedIn de Bob Fish

Sus credenciales son impresionantes. Durante la guerra de Vietnam, fue supervisor para el centro de datos del Pacífico Occidental del USMC (United States Marine Corps). Aunque fue dado de baja con honores en 1971, permaneció en el campo de la tecnología de la información. De hecho, según consta en su perfil de Linkedin, en 1984, fue contratado por Network Equipment Technologies

Dos años más tarde, creó una división en esa empresa para trabajar en proyectos del gobierno, concretamente en la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca, bajo el mandato de Ronald Reagan. Y, atención, entre 1988 y 1993, fue el "Director de Programas Avanzados", "administrando una red global altamente clasificada" para una importante agencia de inteligencia del Departamento de Defensa que no precisa. ¿Tendrá relación con el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales?

A la vista de estos datos es de suponer que Fish disponía de credenciales muy altas para acceder a información clasificada. Por consiguiente, el contenido de los mails que dio a conocer Wikileaks es relevante, aunque pasaran inadvertidos por la mayoría ya que la atención periodística se centró en los relacionados con la campaña y la política de Clinton. El pez grande era Podesta, para intentar erosionar a Hilary, quien incluso llegó a comprometerse a desclasificar la información sobre los ovnis.

Los cazadores de ovnis están buscando en los lugares equivocados

En uno de los correos interceptados que Fish envía a Podesta en marzo de 2015, le dice: "puedo dar fe de que los cazadores de ovnis están buscando en los lugares equivocados. Las observaciones personales, las fotografías borrosas y los círculos de las cosechas nunca 'probarán' la existencia de nada, especialmente porque las apariciones de ovnis a los humanos son transitorias y algo relacionadas con el estado mental del observador".

Y prosigue: "en EEUU esta información ha existido durante muchos años y todavía está disponible hoy, si uno sabe 'dónde buscar' y 'qué buscar'. Los datos de radar y los datos de imágenes térmicas son un buen comienzo, especialmente si uno conoce la dinámica de vuelo y las características de maniobra de un OVNI."

Recordemos que esto sucedía en 2015, dos años antes de que aparecieran las filmaciones que contienen, precisamente, los datos referidos a dinámicas de vuelo de los UAP y que constituyen el principal activo para descartar que se trate de naves enemigas. Curioso ¿verdad?

Fish termina explicando que "la comunicación con usted es completamente PRIVADA y CONFIDENCIAL y no tiene nada que ver con el museo". Se refiere al Museo USS Hornet en San Francisco, California, donde trabaja en la actualidad.

En cuestión de horas, Podesta le agradeció la información por correo electrónico, indicando que no podría hacer un seguimiento de inmediato, pero que conservaría su información de contacto.

Uno de los programas gubernamentales que recopila datos sobre ovnis es el programa satelital DSP de la USAF

LA USAF RECOPILA DATOS SOBRE OVNIS

Fish, sin embargo, le escribe al día siguiente con nuevos y reveladores datos: "Uno de los programas gubernamentales que recopila datos duros sobre objetos voladores no identificados es el programa satelital DSP de la USAF". Veamos:

El Programa de Apoyo a la Defensa (DSP) de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos opera con satélites espías para conformar el núcleo principal del Sistema de Satélites de Alerta Temprana para la detección de lanzamientos de misiles, lanzamientos espaciales y detonaciones nucleares.

Fish le explica que un miembro con autorizaciones TS / SCI (Top Secret e Información Confidencial) estaba realmente emocionado: "dijo que acababan de recoger un Fastwalker (palabra clave creada por el NORAD para referirse a los ovnis). Describió cómo entró en nuestra atmósfera desde el 'espacio profundo' (el origen en realidad se desconoce, por supuesto, pero desde la parte trasera del satélite) y fue capturado por el satélite DSP bastante de cerca en su camino a la Tierra. No sólo iba muy rápido, sino que hizo una corrección de rumbo de 30 grados (giro), lo que significa que no tenía la trayectoria de reentrada balística (caída libre) que podría tener un meteorito. Entonces, estaba bajo algún tipo de control, aunque no hay forma de saber si estaba 'tripulado' o simplemente 'robótico'".

En algún lugar de la oficina del programa de la USAF se encuentran los datos de Fastwalker de muchos años

El informador le explica a Podesta que "en algún lugar de la oficina del programa de la USAF se encuentran los datos de Fastwalker de muchos años. Si alguien lo recopilara y analizara, surgirían patrones que proporcionarían información sobre los diversos tipos de embarcaciones y sus destinos." ¿Los patrones que quiere buscar el reciente informe del ODNI (Oficina del Director de Inteligencia Nacional)?

Estas revelaciones son increíbles, pero no tanto como la que sigue. Me explicaré:

El último mail interceptado por Wikileaks es del 6 de marzo de 2015. Y en él, Bob Fish le cuenta a Podesta que ha almorzado con un suboficial senior de la USAF que había trabajado para el Proyecto Libro Azul en la década de 1970. Se trataba de un técnico de ELINT (inteligencia electrónica) que le confesó que en varias ocasiones fueron desviados de sus misiones para rastrear ovnis en la costa este de Florida

Los ovnis tenían un lugar de aterrizaje y despegue en el océano al este de Miami

"Su afirmación –reza el escrito– era que los ovnis tenían un lugar de aterrizaje y despegue en el océano al este de Miami, al norte de las Bermudas. También afirmó que había una firma electrónica específica (frecuencia) que emanaba de ellos cuando entraban o salían del agua, por lo que eran fáciles de rastrear. En varias ocasiones filmaron el OVNI mientras pasaba del agua al aire o viceversa". Ya anticipa aquí, por tanto, otro de los temas de debate actual: los vehículos transmedia.

Fish continúa señalando que este mismo individuo fue asignado ocasionalmente para volar en un avión meteorológico de la USAF para "cazar huracanes" en la misma área donde los UAP entraban y salían del océano.

"Su asignación específica se mantuvo en secreto para los otros miembros de la tripulación. Siempre informaba a un oficial de inteligencia dedicado de la USAF en la base cuando regresaban de una misión. No sabía dónde se envió la información que recopiló para su procesamiento o almacenamiento ... ¡una película de alta calidad de ovnis está 'ahí fuera' en alguna parte!"

A la luz de estos datos, mi conclusión es que Ellos saben que (por lo al menos algunos UAP) no son de China o Rusia sino que son naves no humanas. Qué quieran reconocerlo... es otra cosa.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios (1)

Jaime perez elguera Hace 27 días
Muy interesantes e ilustrativos. Gracias

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021