Ovnis y vida extraterrestre

¿Por qué la ciencia ha dado la espalda a los ovnis?

La ciencia reclama datos de calidad para analizar el fenómeno y evita cualquier referencia a extraterrestres o naves espaciales.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

2 de agosto de 2021 (08:53 CET)

¿Por qué la ciencia ha dado la espalda a los ovnis?
¿Por qué la ciencia ha dado la espalda a los ovnis?

Históricamente, los ovnis se han mantenido fuera de los límites de la ciencia convencional, relegados a una expresión de folclore popular y lejos de la atención de la ciencia, pero las cosas han cambiado.

La publicación del informe del Pentágono abre la puerta a una mirada seria al fenómeno ovni

Chris Impey, profesor de astronomía en la Universidad de Arizona y ex vicepresidente de la Sociedad Astronómica Estadounidense, es de los que piensan que la difusión del informe de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) acerca de los UAP (la nueva denominación para el fenómeno de los no identificados) abre la puerta a una mirada seria al fenómeno.

"No creo que el nuevo informe del gobierno o cualquier otro avistamiento de ovnis en el pasado sea una prueba de que los extraterrestres visiten la Tierra", asegura en un artículo publicado en The Conversation, pero alienta al gobierno de EE. UU. a recopilar mejores datos sobre ovnis, y cree que "la publicación del informe aumenta las posibilidades de que los científicos intenten interpretar esos datos".

OVNI INT
Fotograma de uno de los UAP captados por pilotos estadounidenses

El cambio de nombre de ovni por UAP no ha significado la rotura del binomio ovni igual a nave extraterrestre

En efecto, este asunto proscrito para la ciencia ha tomado un giro espectacular desde que los medios de comunicación han vuelto a situarlo en primera página. New York Times, New Yorker, Washington PostNBCCBS e incluso Popular Science se han hecho eco de este asunto ayudando a la idea de que los ovnis no sólo son reales, algo en lo que todos estamos de acuerdo, sino que se trata de naves extraterrestres tripuladas que han venido a la Tierra.

Hasta el director de la NASA deslizaba alguna declaración en este sentido, lo que prueba que el cambio de nombre de ovni  por UAP no ha significado la rotura del binomio ovni igual a nave extraterrestre.

Los científicos como Impey reclaman datos de calidad (el informe desclasificado no los tiene por tener datos sensibles para la seguridad nacional) y, claro, sin datos, no se pueden acometer investigaciones serias. Si los astrónomos están intrigados por los ovnis, ¿qué los detiene?

La ufología no ha tenido el núcleo de un razonamiento escéptico basado en evidencia que demarca la ciencia de la pseudociencia

De un lado la pérdida de prestigio. Este mismo fin de semana un físico que se pronunciaba a favor de la naturaleza no humana de los UAP y ofrecía una teoría para explicar sus ideas se ha visto tan acosado por sus colegas que ha cerrado la web uaptheory.com, su cuenta de twitter y la de Reddit. Por otro lado, están las teorías de la conspiración cada vez más ligadas al fenómeno ovni; abducciones, círculos de las cosechas, pactos con los extraterresres... teorías que han creado desconfianza entre ufólogos y científicos. Y, aunque la investigación racional del fenómeno ovni ha empleado algunas de las herramientas del método científico, los academicistas aseguran que su trabajo "no ha tenido el núcleo de un razonamiento escéptico basado en evidencia que demarca la ciencia de la pseudociencia".

Impey sigue diciendo que el informe saca pocas conclusiones sobre los UAP y evita cualquier referencia a extraterrestres o naves espaciales. Sin embargo, "destaca la importancia de desestigmatizar los ovnis para que más pilotos informen de lo que ven. También establece el objetivo de pasar de las observaciones anecdóticas a la recopilación de datos científicos y estandarizados" –concluye.

Echar una mirada a las más de 90.000 becas otorgadas por la National Science Foundation constata como ninguna aborda los ovnis o fenómenos relacionados. Ninguna. Esperemos que el estado de opinión generado por la implicación del gobiernos estadounidense en este asunto desestigmatice la investigación y atraiga a científicos a este asunto que, forzosamente, requiere de explicaciones para comprobar si constituye o no un problema a la seguridad del espacio aéreo.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 377, Diciembre de 2021

Nº 377, Diciembre de 2021