Parapsicología

Un hospital de Argentina atiende a un fantasma

Podría parecer una leyenda urbana pero, lo que aquí contamos, es la experiencia de un cirujano real que atendió a un fantasma junto a su equipo de urgencias

Josep Guijarro

Periodista y escritor

17 de Noviembre de 2020 (12:45 CET)

Un hospital de Argentina atiende a un fantasma
Un hospital de Argentina atiende a un fantasma

Finales de julio de 2020. A las tres y cuarto de la madrugada, un individuo ataviado con ropa harapienta y aspecto de mendigo golpea la ventanilla de las urgencias médicas del hospital Barranqueras Eva Perón, de Chaco, en Argentina. El hombre, presenta tos, fiebre y dificultad respiratoria. La enfermera, le hace pasar a la consulta del doctor Julio Picón que está de guardia aquella noche del invierno austral. Poco podía imaginar entonces que acabará protagonizando una de las experiencias más increíbles de toda su carrera. Sí, porque aquel hombre con aspecto de “mendigo” acabará esfumándose. No es que el paciente huyera, no. Es que se trataba de un fantasma.

El facultativo reveló la increíble historia en un hilo de Twitter el pasado 31 de octubre, festividad de Halloweenen el contexto de varias experiencias terroríficas vividas en hospitales. “El hombre parecía un mendigo y golpeó tímidamente la puerta de la guardia. Lo atendió la enfermera, lo registró y lo hizo pasar al consultorio. El motivo de la consulta era dificultad respiratoria, tos y fiebre. El examen no me dijo mucho y pedí una placa” de tórax. Empieza explicando en la red.

Lo fuerte viene ahora porque, en radiología, la enfermera le pidió que se posicionara sobre el chasis y, al entrar en el cuarto oscuro para tomar la radiografía, sintió frío y miedo. Como si alguien le respiraba en la nuca. Al salir el paciente había desaparecido.

Habida cuenta de que la puerta seguía cerrada por dentro y que no había nadie escondido, el hombre se había “esfumado”. Asustada salió de radiología para explicar la situación y llamar a la Policía si era preciso. Anotaron la incidencia en el libro y luego, a propuesta de la seguridad del hospital, revisaron las cámaras de vigilancia.

Allí se ve como “la enfermera abre la puerta pero no pasa nadie” –explica el doctor Picón en Twitter. “Yo me veo en el pasillo hablando a la nada y gesticulando en soledad. No se ve en ningún momento a otra persona. Se ve a la técnica que abre la puerta de Rayos y habla, pero no hay nadie. Nos quedamos en silencio. No decimos nada.” ¿Una alucinación compartida? Es poco probable, ninguno de los implicados podía haberse sugestionado.

fantasma hospìtal
 

Pasmados corrieron a ver el registro de entradas. El paciente fantasma se había regristrado con el nombre de una persona que había desaparecido en el río, y que se le dio por muerta hacía un par de meses. Era pescador. El cuerpo nunca fue hallado.

Después de que los medios de comunicación recogieran la historia y fuera sometido al escarnio público, el cirujano quiso aclarar que “mis relatos no son fruto de una sobredosis alcohólica ni de una mente atormentada por el "burn out". Son breves historias de situaciones vividas, inexplicables para nosotros, pero que tal vez tengan alguna explicación que no conocemos aún.”

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada ano cero noviembre corporativa

Nº 364, Noviembre de 2020