Ciencia

Moscas Zombis

Investigadores de la Universidad de Copenhague han descubierto que la infección causada por dos nuevas especies de hongos convierte a las moscas en auténticas zombis.

5 de octubre de 2021 (10:00 CET)

Moscas Zombis
Moscas Zombis

Dos tipos específicos de hongos, denominados Strongwellsea tigrinae y Strongwellsea acerosa, localizados en Dinamarca, convierten a dos especies de moscas (Coenosia tigrina y Coenosia testacea) prácticamente en zombis. Esta infección, de un alto grado de contagio, ha sido descubierta por la Universidad de Compenhague y publicada en el Journal of Invertebrate Pathology.

Aunque estos insectos se hayan contagiado, continúan teniendo una apariencia normal

Pero, ¿cómo se desarrolla el proceso? Es lento, pero acaba matando por completo a las moscas. Cuando el hongo entra en su interior, las empieza a devorar por dentro. "Mientras lo hace, crea un gran agujero en el abdomen de sus huéspedes infectados. Las moscas zumban durante días mientras las esporas de hongos se liberan por el aire desde las moscas infectadas hacia nuevas víctimas", ha asegurado Jørgen Eilenberg, biólogo y coautor del estudio. Sin embargo, aunque estos insectos se hayan contagiado, continúan teniendo una apariencia normal e incluso pueden seguir apareándose. Esto ayuda a que la infección siga extendiéndose, puesto que sus parejas se contagian también.

Días después, tras ser lentamente comidas por dentro, las moscas acaban cayendo al suelo, sufren un espasmo y mueren definitivamente. Es tal el nivel de contagio de estos hongos que, una vez muertas, siguen arrojando sus esporas al exterior. Eilenberg explicó las distintas teorías que barajan: "Sospechamos que estos hongos pueden producir sustancias similares a las anfetaminas, manteniendo el nivel de energía de las moscas hasta el final. Al mismo tiempo, tenemos la teoría de que los hongos también producen sustancias que mantienen a los microorganismos alejados de la herida fúngica de la mosca".

Otro aspecto interesante de estos hongos es que se han adaptado a las circunstancias vitales de la mosca. Así, cuando las moscas están inactivas en invierno, el hongo hiberna. Pero cuando vuelven a activarse durante la primavera, el hongo se pone de nuevo en marcha. Esto ha sorprendido enormemente a los científicos: "Es fascinante cómo los ciclos de vida de estos hongos se adaptan tan bien a las vidas de las moscas a las que se dirigen", explicó Eilenberg.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 375, Octubre de 2021

Nº 375, Octubre de 2021