Conspiraciones
03/03/2022 (15:18 CET) Actualizado: 03/03/2022 (15:18 CET)

La cancelación del futuro

La desaparición de la idea de futuro como esperanza y progreso, provoca que el pasado, más como utopía que como realidad, se convierta en un refugio

Miguel Pedrero
03/03/2022 (15:18 CET) Actualizado: 03/03/2022 (15:18 CET)
La cancelación del futuro
La cancelación del futuro

Vivimos en constante cambio, como nunca antes en la historia de la humanidad. El futuro es tan inmenso, con tantas posibilidades, que causa pavor incluso a los nativos digitales. Sin embargo, un factor parece unir a todos esos futuros posibles, o al menos así se ha instalado en el inconsciente colectivo de las distintas generaciones que compartimos el siglo XXI: ese futuro será distópico. Series, películas, novelas, ensayos, documentales… esa distopía nos la encontramos por todos lados, puesto que se palpa en el ambiente que el sistema capitalista tal como lo entendemos en el mundo occidental se está viniendo abajo. Los jóvenes de hoy han asumido que vivirán peor que sus padres, que disfrutarán de inmensamente menos derechos sociales, que su vida laboral se basará en la inseguridad y que, en definitiva, la sociedad en la que tendrán que desarrollarse será mucho salvaje y descarnada. Las élites económicas han conseguido instalar en el pensamiento de la población mundial que no existen más alternativas, que el capitalismo neoliberal es como el clima: si llueve o truena es porque la naturaleza es así, de modo que no hay más opción que dejarse llevar y adaptarse a la cruda realidad. Esa desesperanza que ha conquistado a los jóvenes, que ya no quieren cambiar nada sino disfrutar el momento presente porque respecto al futuro Dios dirá, ha permeado la cultura de las últimas décadas. Es lo que se ha dado en llamar 'retromanía': cómo las nuevas creaciones culturales recrean el pasado una y otra vez. Tal como explica la periodista Layla Martínez en su estupendo libro Utopía no es una isla (Episkaia, 2021), la pérdida de la idea de futuro hace que el pasado se convierta en un refugio seguro. "La retrospección y el pastiche que caracterizaban a la  roducción cultural a principios del siglo XXI se había naturalizado, se había convertido en algo reconfortante –escribe Martínez–. Habían surgido tecnologías y estilos musicales nuevos, pero estos parecían centrarse únicamente en renovar lo viejo. La innovación parecía limitarse a crear nuevas formas  de vender el pasado una y otra vez". Pues eso, si no hay futuro, nos cobijamos en un pasado que nunca volverá.

Sobre el autor
Miguel Pedrero

Miguel Pedrero es director adjunto de la revista Año/Cero y miembro del equipo de los programas radiofónicos La Rosa de los Vientos y El Colegio Invisible (ambos en Onda Cero). Es autor de una quincena de libros, el último de ellos titulado La verdad prohibida (Ediciones Cydonia).

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 382, Mayo de 2022

Nº 382, Mayo de 2022