Creencias

Este es el rostro más antiguo de Yahvé

Eso afirma un arqueólogo israelí, quien asegura haber identificado la primera representación del Dios judío en una cabeza de arcilla del yacimiento de Khirbet Qeifaya.

9 de noviembre de 2020 (12:45 CET)

Este es el rostro  más antiguo de Yahvé
Este es el rostro más antiguo de Yahvé
Nº 364, Noviembre de 2020
Este artículo pertenece al Nº 364, Noviembre de 2020

Con sus afirmaciones la polémica está servida. Y no es para menos. La imagen, fechada en el siglo X antes de Cristo, ha generado una gran controversia al contradecir la prohibición del pueblo judío de crear imágenes que representaran a su Dios. 

La gente en la antigüedad creía que estos objetos representaban el rostro de Yahvé

En agosto de 2019 se descubrieron en dicho yacimiento –el sitio de una antigua fortaleza que domina el valle de Elah– varias figurillas de 3.000 años de antigüedad, y tras su análisis ha comenzado la controversia de tintes "divinos". El arqueólogo en cuestión es Yosef Garfinkel, y no es un cualquiera, sino el jefe del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, una voz autorizada. Éste afirma, en un artículo en la última edición de la revista Biblical Archaeology Review, que las pequeñas figuras masculinas de arcilla del siglo X a. C. son representaciones del Dios bíblico del pueblo de Israel (las piezas han sido halladas en el territorio que ocupaba el Reino de Judá en la antigüedad). A pesar de la prohibición de elaborar figuras de Dios, aseguró que "la gente en la antigüedad creía que estos objetos representaban el rostro de Yahvé".

Las tres cabezas de arcilla miden unos cinco centímetros y Garfinkel asegura que las escrituras se refieren a un Dios montando un caballo. Las describe "con una parte superior plana, ojos, orejas y nariz prominentes. Los ojos se hicieron en dos etapas. Primero se unieron a la cara como gotas de arcilla redondeadas y luego se pincharon para crear el iris. Debido a que las orejas están perforadas, la figura puede haber usado aretes".

LA EXTENDIDA PRÁCTICA DE LA IDOLATRÍA

Garfinkel declara: "Desde los Diez Mandamientos en adelante, la advertencia contra la creación y adoración de representaciones físicas de lo divino es uno de los temas más recurrentes de la Biblia. Sin embargo, generación tras generación, se describe que el pueblo de Israel reiteradamente no cumple con la regla y dice que la práctica de la idolatría se extendió hasta la destrucción del Primer Templo en el 586 a. C.". Las figurillas serían, según él, la prueba que corrobora esta práctica.

Sin embargo, la sugerente hipótesis ha sido rechazada por gran parte de la comunidad científica, incluidos algunos de sus compatriotas. En un comunicado a la prensa, Shua Kisilevitz y Oded Lipschits, de la Universidad de Tel Aviv, apuntaron que "el artículo es puro sensacionalismo que atiende a la demanda popular generadora de dinero". Sin pelos en la lengua, añaden que Garfinkel no tuvo en cuenta las investigaciones ya publicadas sobre el asunto y que esa ignorancia terminó en una "identificación infundada" que desestima la prohibición del pueblo judío de crear imágenes que representaran a Dios. El debate sigue abierto.

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 378, Enero de 2022

Nº 378, Enero de 2022