Enigmas y anomalía

Devuelven a Pompeya varios objetos malditos

Las autoridades de Pompeya han recibido un par de paquetes inusuales que contenían objetos “malditos” robados de la excavación

Josep Guijarro

Periodista y escritor

15 de Octubre de 2020 (16:00 CET)

Devuelven a Pompeya varios objetos malditos
Devuelven a Pompeya varios objetos malditos

Pompeya es uno de los yacimientos turísticos más importantes del mundo. Casi tres millones de personas la visitan todos los años. En el año 79, una devastadora y repentina erupción del volcán Vesubio arrasó y sepultó el valle en el que se extendía esta opulenta villa romana y sus veinte mil habitantes. Algunos de ellos parecen retorcerse aun de dolor cuando observas sus cuerpos petrificados tras una cristalera a la salida del recinto. Lo que los turistas ven es sólo una pequeña parte de la ciudad, hay mucho enterrado y no son pocos los que sienten la tentación de llevarse algún recuerdo, un souvenir del siglo I de nuestra era. Pero cuidado con lo que te llevas porque puede estar maldito.

De hecho, Nicole, una turista alemana que visitó las ruinas hace quince años ha devuelto ahora dos fragmentos de ánforas, un trozo de la pared de una domus y dos pedazos de mosaico que había sustraído ilegalmente del yacimiento. Y los ha devuelto porque, desde que se los llevó la desgracia le ha perseguido. “Tengo 36 años y he padecido dos cánceres de mama. Mi familia y yo tenemos problemas financieros. Somos buena gente. No quiero pasar esta maldición a mis hijos” -explica la mujer en una carta que acompaña el paquete donde figuran los objetos robados. El insólito envío fue remitido a un agente de viajes de la Antigua Roma, quien a su vez se lo entregó a los carabinieri.

Según informa el diario Il Messaggero, la policía también recibió un segundo paquete procedente de Canadá con restos adicionales y una carta firmada por Alastain y Kimberly G., que podrían ser compañeros de viaje de Nicole pues, pese a residir en Alemania, la mujer es de origen canadiense. "Los cogimos sin pensar en el dolor y el sufrimiento que estas pobres almas experimentaron durante la erupción del Vesubio y su terrible muerte", escribe la pareja en su mensaje. "Lo sentimos, por favor perdónenos por tomar esta terrible decisión. Que sus almas descansen en paz."

El viaje de estos turistas al sur de Italia tuvo lugar en 2005 y, desde entonces, todos sufrieron diferentes infortunios, desde una doble mastectomía a consecuencia del cáncer de mama, así como numerosas dificultades económicas. "Quería tener un pedazo de historia que no se pudiera comprar", explica Nicole. Ahora se arrepiente porque los objetos que se llevó consigo tenían "energía negativa" al pertenecer a esa "tierra de destrucción".

pompeya objetos hundidos
 

Puede que se trate de mala conciencia, es posible. Pero son numerosas las historias relacionadas con objetos malditos. El porsche de James Dean, el diamante Hope, o otra pieza arqueológica como la mujer de Lemb, también conocida como la Diosa de la Muerte. Se trata de una pequeña estatuilla de piedra, de 5.500 años de antigüedad que fue descubierta en 1878 en Europa del Este. Si su leyenda es cierta se ha llevado a la tumba a familias enteras, empezando por su primer propietario Lord Elphont y su prole. Tras ser considerada como un objeto maldito, Sir Alan Biverbrook la donó al Royal Museum de Escocia después de que su esposa y sus dos hijas murieran.

Nicole, que cuando se hizo con los objetos de Pompeya tenía 21 años busca ahora la redención devolviendo los objetos arqueológicos. Seguro que, de este modo, encontrará su paz interior, pero ¿seguirá el influjo de la mala suerte? En los últimos años, los responsables del complejo arqueológico de Pompeya aseguran haber recibido cerca de cien paquetes con fragmentos que, en ocasiones, han servido para la restauración de alguna de las ruinas del complejo.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 363, Octubre 2020

Nº 363, Octubre 2020