Enigmas y anomalía

Los otros Nessies: 7 monstruos marinos en Estados Unidos

Nessie no ha sido el único gran misterio marino de nuestra historia. En Estados Unidos, su gran variedad de lagos ha llevado a especular sobre la posibilidad de que misteriosos animales habiten sus aguas ¿Cuáles son algunos de estos monstruos?

17 de Diciembre de 2020 (12:35 CET)

Los otros Nessies: 7 monstruos marinos en Estados Unidos
Los otros Nessies: 7 monstruos marinos en Estados Unidos

Nebraska, Georgia, Oregón, California, Ohio, Nueva York, Montana… Esto solo supone una rápida enumeración de la larga lista de estados en los que, debido a la presencia de lagos, se ha especulado con la posible existencia de monstruos marinos en ellos. 

Este final de año nos está trayendo importantes avances sobre Nessie, el gran monstruo del lago Ness (Escocia). Su fama histórica es innegable. Sin embargo, no parece que sea el único monstro que habita las profundidades marinas. Frente al tan nombrado Nessie, se suceden también otras historias intrigantes acerca de criaturas marinas que viven en los lagos de Estados Unidos. Hagamos un repaso por siete de estos grandes monstruos y sus respectivos hábitats marinos.

Alkali (Nebraska)

Sin arrebatarle el liderazgo a Nessie, el monstruo del lago Walgren o «Alkali» (como antes era denominado el lago) es otra criatura de lo más misteriosa. Su aspecto es de lo más curioso: Se trataría de un cocodrilo gigante que posee un cuerno en la cabeza. Su tamaño rondaría los doce metros. Otras descripciones han asegurado que este monstruo se alimenta del ganado cercano y le acompaña un olor muy fuerte y desagradable.

El primer avistamiento de esta criatura tuvo lugar, de manera oficial, en 1923. En cambio, con anterioridad, ya había sido visto por los nativos americanos, que llegaron a considerar que sus dimensiones estaban entre los quince y los dieciocho metros. Debido a la falta de avistamientos actualmente y, sobre todo, a la sequía prácticamente completa del lago, los investigadores de este misterioso cocodrilo lo han dado por muerto. 

Champ (Nueva York, Vermont y Canadá)

El lago Champlain, el lugar en el que habita Champ, posee unas enormes dimensiones: 122 metros de profundidad, junto con aproximadamente 1300 kilómetros cuadrados de superficie. Por consiguiente, baña los estados de Nueva York y Vermont, saliendo a su vez de EE. UU para adentrarse también en Canadá. Es tal la fama de este monstruo que en Nueva York tienen un día oficial para él, el «Día de Champ», celebrado en agosto. 

Como sucedía en el caso de Alkali, los nativos ya convirtieron a este monstruo en una leyenda. Sin embargo, su primer avistamiento fue entre 1608 y 1623 por parte del explorador francés Samuel de Champlain. Hasta la actualidad, Champ ha seguido siendo el protagonista de algunos avistamientos, aunque, desde 2013, esto no se ha repetido.

Por suerte, Champ ha sido fotografiado en múltiples ocasiones. Muchos investigadores consideran que en realidad se trata de un reptil acuático de origen prehistórico, un plesiosauro. También se ha barajado la posibilidad de que sea una especie de ballena, un zeuglodon, extintos los dos desde hace muchos años. 

Champ en el lago Champlain
imagen de Champ en el lago Champlain

Tessie (California/Nevada)

En el lago Tahoe, situado entre los estados de California y Nevada, se dice que reside una criatura con características que nos resultan bastante familiares. «Se ve como una serpiente que tiene un largo cuerpo, como la serpiente del lago Ness» dijo Sandra Ford, quien vivió cerca del lago mucho tiempo y, por consiguiente, conoce muy bien la leyenda. 

Pese a la variedad de testimonios que aseguran haberlo visto, las descripciones que dan difieren mucho entre sí. Chris Casper, otro residente del lago, asegura que posee cabeza de culebra y una cola larga. Otros coinciden en que es una mezcla de serpiente y criatura prehistórica que se aparece a las personas que deambulan por el lago solas. Esta diferencia representa un completo misterio. En caso de que siga habitando esas aguas, ¿cuál será su apariencia?

Skin Fin (Arizona)

De nuevo entre dos estados, Utah y Arizona, destaca el lago Powell, que consta de 658 kilómetros cuadrados de extensión y 170 metros de profundidad. El Skin Fin, frente a los monstruos anteriores, posee unas características verdaderamente extrañas: Se mezcla su cabeza de brontosaurio, con un cuerpo de elefante, cola de manatí y una aleta dorsal de tiburón. 

La existencia de este monstruo ha estado más alimentada por la leyenda que en sí por experiencias reales. En febrero de 1959 se encontró una criatura desconocida que, posteriormente, se logró identificar como un tiburón de puntas negras. Estos resultados científicos no contentaron al público, que consideró que se trataba de un Skin Fin. Esta idea está fundamentada en los testimonios de algunos pescadores, que aseguran haber visto estelas y burbujas de gran magnitud en sus aguas. 

Altamaha-Ha (Georgia)

Este monstruo, en contraposición a los anteriores, no está vinculado a un lago, sino a un río, el Altamaha. Las apariciones han tenido lugar en su desembocadura, que se produce tras 220 kilómetros de recorrido. Darien es la ciudad en la que más avistamientos del Altamaha-Ha o «Altie» ha habido. Este lugar, ya desde su fundación por escoceses (1735), estaba lleno de leyendas acerca de la desembocadura del río y de su misterioso poblador. 

Desde 1920 hasta 2010 se han sucedido diversos testimonios acerca de este monstruo. El periodista Larry Gwin aseguró haberlo visto en 1981, y escribió artículos acerca de esa experiencia. Sin embargo, en 2018 se produjo un momento especial: el agua trajo hasta la orilla del lago una especie desconocida y muchos investigadores y pobladores de la zona especularon con que la criatura podía tratarse de Altie. 

Flathead (Montana)

El lago Flathead es otro de los grandes lagos de Estados Unidos, con 510 kilómetros cuadrados de extensión y 113 metros de profundidad. La descripción de su monstruo particular se asemeja también mucho a la de Nessie ¿Existirá una vinculación? No se sabe, pero lo que está claro es que comparten aspecto de plesiosaurio, cuello largo y cuerpo asimilar a la ballena. Desde 1889, se han venido sucediendo avistamientos de este misterioso ser y precisamente, se extendieron hasta 2016 ¿Nos traerá el 2021 nuevos descubrimientos sobre Flathead?

flathead montana
 

Imagen del lago Flathead, en el estado de Montana (EE. UU.)

Bessie (Pensilvania)

El lago Erie es el hábitat natural de nuestro último monstruo, avistado muchas veces a lo largo del tiempo desde la primera vez en 1793. Hasta 1993, se siguió hablando de Bessie y siguieron existiendo testimonios sobre él. Se caracteriza por tener un color gris y aspecto de serpiente, midiendo entre 9 y 18 metros de largo. 

La popularidad de Bessie llegó a ser imparable. En la década de los noventa, un empresario ofreció una recompensa de $5000 a la persona que consiguiera capturarlo vivo. Sin embargo, al igual que su casi tocayo Nessie, Bessie es un tanto escurridizo y no se deja ver tan fácilmente. 

Tras este repaso, es inevitable preguntarse si existen estas misteriosas criaturas en realidad. Los avistamientos pueden hacer pensar que sí, pero ¿se trata simplemente de animales marinos de grandes magnitudes o son verdaderamente monstruos con una naturaleza especial? Más allá de los intereses comerciales y turísticos que hayan llevado en algún momento a impulsar este tipo de historias, una cosa está clara: Seguirán siendo durante mucho tiempo un misterio. 

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 366, Enero 2021

Nº 366, Enero de 2021