Ocultismo

El Priorato de Sion y la hermandad Rosacruz

Robert Fludd, Johann Valentin Andreae, Robert Boyle e Isaac Newton son, si hacemos caso de documentos conservados en la Bibliothéque Nationale de París, Maestres del enigmático Priorato de Sion, sociedad secreta que habría mantenido protegida hasta nuestros días la supuesta estirpe de Jesucristo. Sus nombres también se han vinculado a otra no menos misteriosa hermandad: la Rosacruz, defensora de ideales basados en el amor al prójimo y la reforma de la Iglesia católica. ¿Qué hay de verdad tras tales afirmaciones?

1 de Junio de 2004 (00:00 CET)

El Priorato de Sion y la hermandad Rosacruz
El Priorato de Sion y la hermandad Rosacruz
En los primeros años del siglo XVII se distribuyen por Europa una serie de manifiestos anónimos que refieren la existencia de una hermandad secreta defensora de la abolición de la monarquía y su sustitución por un gobierno compuesto de gobernantes sabios, así como la reforma radical de las ciencias y la filosofía, y el descubrimiento de una medicina universal o elixir de la vida que curaría todos los males y enfermedades que asolaban a la humanidad de aquel momento, y a la venidera.

Conocida como "Hermandad" o "Fraternidad Rosacruz", sólo podemos rastrear su existencia a través de estos manifiestos y por las innumerables discusiones en torno a su mito. Se ignoran los lugares de reunión, los rituales; ni siquiera ha llegado a saberse con claridad quiénes eran sus integrantes. Parece ser que se trató de un "colegio invisible", una especie de iglesia interior. Sin ningún tipo de organización, reunía a unos hombres que se creían predestinados, unidos por una mutua estima, por la plegaria y por sus aspiraciones comunes…
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada anocero corporativa

Nº 349, Agosto de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.