Historia oculta

La biblioteca de los libros condenados

Esta particular biblioteca ha sido creada en Suecia por la organización reporteros sin fronteras, para denunciar la censura de obras escritas y a la vez reivindicar la liberación del periodista sueco Dawit Isaak, encarcelado en eritrea sin juicio por delitos de opinión.

3 de septiembre de 2021 (13:00 CET)

La biblioteca de los libros condenados
La biblioteca de los libros condenados
Nº 366, Enero de 2021
Este artículo pertenece al Nº 366, Enero de 2021

"Allí donde queman libros, acaban quemando hombres", decía Heinrich Heine. En verdad, resulta muy complicado saber dónde y cuándo comenzó a condenarse la lectura de determinados libros por considerarlos peligrosos o inadecuados. Fernando Báez, autor de Historia Universal de la Destrucción de los Libros, encuentra indicios de eliminación de textos ya en la antigua Sumer y Egipto. Después, la "costumbre" continuó, bien como recomendación de importantes pensadores, líderes religiosos, políticos, etc. O bien como persecución sistematizada mediante la confección de leyes de censura e índices de publicaciones prohibidas. Incluso las democracias más avanzadas del mundo le siguen teniendo más miedo a la palabra que a la espada.

No había ninguna biblioteca pública que pudiera ofrecer a los lectores la literatura que está o fue prohibida o censurada

Hoy día, en la era de la información, continúan prohibiéndose o censurándose escritos con el terrible riesgo de que, si dichas acciones logran sus objetivos, muchas obras corren el riesgo de desaparecer sin dejar rastro. Un patrimonio perdido que pretende salvar a toda costa una iniciativa puesta en marcha en Suecia: la Biblioteca Dawit Isaak de Libros Prohibidos. Isaak es un periodista sueco encarcelado sin juicio en Eritrea desde 2001 por delitos de opinión. Una injusticia que ha querido recordar la organización Reporteros Sin Fronteras fundando en la ciudad de Malmö una biblioteca con el nombre del activista en prisión. Sus estanterías contienen una extensa selección de libros perseguidos por diferentes regímenes. Entre ellos, títulos sobradamente conocidos como Los versos satánicos, sobre cuyo autor Salman Rushdie pende una condena a muerte pronunciada por ciertas corrientes extremistas islámicas. Pero también podremos hojear en esta biblioteca sueca la saga completa de novelas de Harry Potter prohibida en algunos colegios católicos estadounidenses y los Emiratos Árabes Unidos por fomentar la brujería.

1.600 TÍTULOS PARA EMPEZAR

Los creadores de este singular depósito bibliográfico comentaron a la prensa que "decidimos crear la Biblioteca Dawit Isaak después de darnos cuenta de que no había ninguna biblioteca pública que pudiera ofrecer a los lectores la literatura que está o fue prohibida o censurada. Es importante que las bibliotecas sean espacios donde la gente pueda formar sus propias opiniones. Y para eso, la gente necesita hechos. Censurar libros e ideas no fortalece la democracia, sino todo lo contrario".

Por tal motivo, cada ejemplar de la biblioteca contiene una ficha con el lugar donde el libro ha sido censurado o prohibido, así como el motivo que fundamenta dicha condena. El fondo de partida cuenta con 1.600 obras, aunque los directores de la institución temen que resultará demasiado fácil ampliarlo con rapidez. Simbólicamente, la nueva biblioteca ha dejado una silla vacía a la espera de que, más pronto que tarde, pueda ocuparla el propio Dawit Isaak en cuanto sea liberado.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021