Historia oculta

El día que Teotihuacán conquistó Tikal

La antigua ciudad maya de Tikal pudo ser el hogar de extranjeros del centro de México mucho antes de lo que la historia asegura.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

4 de mayo de 2021 (08:40 CET)

El día que Teotihuacán conquistó Tikal
El día que Teotihuacán conquistó Tikal

El 16 de enero del año 378, la civilización que erigió Teotihuacán, a las afueras de México DC, conquistó la ciudadela de Tikal, en la actual selva de Guatemala, a mil kilómetros de distancia. Siyah K'ak’, que significa “Nace el Fuego”, entró victorioso en la cuna de la civilización maya. Ese mismo día murió Chak Tok Ich'aak (Pata de Jaguar), el rey de la ciudad.

Es la conclusión a la que llegan los investigadores tras el hallazgo, gracias al LIDAR (acrónimo de Laser Imaging Detection and Ranging). Esta técnica permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz de luz láser pulsante. Cuando el rayo láser encuentra una superficie sólida, como una construcción, se comporta de manera diferente a cuando rebota en el agua (donde es absorbido y no regresa) o la vegetación donde una parte es reflejada mientras la otra atraviesa. De este modo los arqueólogos obtienen una nube de puntos que se almacena en un fichero digital y, con el software adecuado, permite interpretar donde se encuentran construcciones ocultas o enterradas.

Fue así como, en la parte sur de Tikal, donde los mapas marcaban una simple colina, pudieron detectar en 2018 un gran patio cerrado con una pirámide en su lado este. 

UNA VERSIÓN DE TEOTIHUACAN EN MINIATURA

Cuando los arqueólogos examinaron las nuevas imágenes, se sorprendieron al comprobar que su diseño se parecía a una versión en miniatura de una estructura icónica de Teotihuacán conocida como la ciudadela.

Los arqueólogos que investigan en Tikal interpretan los hallazgos como un puesto de avanzada de Teotihuacán

Para ver si la ciudadela de Tikal tenía otras conexiones con Teotihuacán, un arqueólogo de la Fundación para el Patrimonio Cultural y Natural Maya (PACUNAM), Edwin Román Ramírez, comenzó a excavar. Pudo desenterrar armas de estilo teotihuacano, fabricadas con obsidiana verde del centro de México; incensarios utilizados en las ceremonias religiosas y políticas de Teotihuacán; tallas del dios de la lluvia de Teotihuacán; e incluso un entierro con ofrendas al estilo teotihuacano. No había duda: la civilización que erigió la Ciudad de los dioses o gente muy asociada a la cultura teotihuacana vivió también en Tikal.

Román Ramírez anunció a principios de abril de 2020 el hallazgo en una conferencia de prensa auspiciada por PACUNAM y el Instituto de Antropología e Historia de Guatemala. 

Según informa Science, las tallas encontradas sugieren que Siyah K'ak' y el ejército que dirigía fueron enviados por un gobernante extranjero llamado Átlatl Cauac (Búho lanzadardos), cuyo hijo se convirtió posteriormente en rey de Tikal. Los retratos del recién coronado gobernante lo muestran con un tocado teotihuacano y sosteniendo una lanza utilizada por los guerreros de esa cultura.

Los arqueólogos que investigan en Tikal interpretan los hallazgos como un puesto de avanzada de Teotihuacán. Ahora, ¿Qué hacían en una ciudad situada a 1.000 kilómetros de distancia?

Aproximadamente en el año 550 d.C., Teotihuacán ardió en lo que probablemente fue una rebelión de sus propios ciudadanos. Paradójicamente, los reyes de Tikal aún celebraban victorias militares siglos después, vistiéndose como guerreros teotihuacanos. La memoria de lo que sucedió en el año 378 perduró mucho más tiempo que el mismo Teotihuacán.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 375, Octubre de 2021

Nº 375, Octubre de 2021