Historia oculta
04/07/2022 (13:24 CET) Actualizado: 04/07/2022 (13:24 CET)

Nuevos hallazgos revelan cómo era el mundo sobrenatural de la antigua China

Un equipo de arqueólogos ha dado a conocer diferentes piezas y esculturas de gran importancia ritual de la cultura Sanxingdui

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

04/07/2022 (13:24 CET) Actualizado: 04/07/2022 (13:24 CET)
Sanxingdui así era el mundo sobrenatural de la antigua China
Sanxingdui así era el mundo sobrenatural de la antigua China

Tienen entre 4.500 y 3.000 años de antigüedad, suman más de 13.000 piezas y a día de hoy constituyen el único y más importante legado para conocer cómo era la desconocida y misteriosa cultura de la Edad de Bronce que se desarrolló en los alrededores de la actual ciudad china de Guanghan, en la provincia de Sichuan. Este apabullante tesoro milenario se ha ido desenterrando a lo largo de los años en varios pozos excavados desde los años 80 del siglo pasado, aunque la mayor parte de ellos –seis de los ocho existentes– se han estudiado a partir del año 2020.

Las esculturas reflejan cómo era el mundo sobrenatural imaginado por la gente de aquella época

Ahora, un equipo de arqueólogos de la Universidad de Pekín ha dado a conocer –a través de la agencia de noticias oficial Xinhua– el reciente hallazgo de varias piezas de gran valor. En concreto, una escultura de bronce que representa a una serpiente con cabeza humana, además de  máscaras de oro, una caja de bronce con jade en su interior, y un vistoso altar de bronce. «Las esculturas son muy complejas e imaginativas, reflejan cómo era el mundo sobrenatural imaginado por la gente de aquella época, y demuestran la diversidad y riqueza de la civilización china», explicó  Zhao Hao, profesor asociado de la Universidad de Pekín, en declaraciones a la agencia Xinhua.

Sin título(15)
 

La cultura de Sanxingdui era completamente desconocida para los historiadores antes de 1987 –momento en el que se produjo el primer hallazgo arqueológico en el yacimiento–, ya que no quedó constancia de ella en la memoria histórica de la región, ni siquiera a través de mitos ni leyendas. Fue en aquel año, cuando se excavaron los dos primeros pozos, cuando los arqueólogos fueron «arañando» los primeros detalles de aquella cultura gracias a las piezas recuperadas, que hoy se conservan en su mayor parte en un museo cerca de la ciudad de Guanghan.

Hasta el momento no se han encontrado en el yacimiento evidencia de enterramientos ni cremaciones humanas

Según Chen Shen, comisario principal del Museo Real de Ontario (ROM), en Toronto –que acogió en 2002 una exposición sobre Sanxingdui–, los objetos y esculturas recuperadas en fechas recientes son de estilo muy similar a los que se hallaron originalmente en los dos pozos excavados en  los años 80. Shen también explicó que hasta el momento no se han encontrado en el yacimiento evidencia de enterramientos ni cremaciones humanas, lo que sugiere que los pozos o fosas no eran de carácter funerario. Sin embargo, es muy probable que los pozos, y en especial los objetos depositados en ellos, sí tuvieran un importante propósito ritual.

Sin título(1)(2)
 

Y es que algunos de estos artefactos descubiertos, muestran signos de haber sido rotos o quemados de forma intencionada. Según el director del Museo de Arte Asiático de San Francisco, Jay Xu, «la destrucción y la quema deliberada de materiales de gran valor, como jades y bronces, nos muestra que este acto no fue una destrucción aleatoria o arbitraria. El bronce era tan valioso, especialmente porque podía fundirse y volver a utilizarse, que nos dice que la destrucción de estas imágenes cumplió un importante papel ritual. Al igual que otras muchas sociedades humanas, el ritual de ruptura y quema a menudo se trata de un pasaje santificado o de comunión con un mundo sobrenatural, más allá del nuestro. Estos entierros de objetos, por tanto, fueron quizá un intento de mover a esta sociedad a través de crisis con la guía o ayuda de ese otro reino sobrenatural».

Una opinión similar tiene Rowan Flad, profesor de arqueología en el Departamento de Antropología de la Universidad de Harvard, para quien la destrucción ritual era importante para las personas que daban uso a este emplazamiento. «Creo que estos pozos reflejan episodios intencionales de destrucción ritualizada, tal vez una destrucción pública periódica de riqueza por parte de líderes sociales, políticos o espirituales dentro de la cultura Sanxingdui», explicó Flad. Ahora habrá que esperar al análisis y estudio detallado de las piezas recién encontradas –y de otros muchos objetos– para tener una imagen más global de esta misteriosa y poco conocida cultura de la Edad de Bronce chino.

Sobre el autor
Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo especializado en temas de arte, historia y viajes. Ha publicado sus trabajos en medios como El Mundo, GEO, Lonely Planet, Condé Nast Traveler Destinos, entre otros. Autor de varios libros, como Historia negra de los Papas, Ars Secreta o Héroes y villanos. Fue jefe de edición de Año/Cero, y actualmente dirige el magazine de viajes y cultura Wanderer.es

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 385 1

Nº 385, Agosto de 2022