Misterios

Nace una cebra con puntos en una reserva de Kenia

Ha nacido un potro de cebra con puntos y no con las clásicas rayas blancas. Este trastorno genético del animal se debe a un trastorno conocido como pseudomelanismo.

Gerard Gordon

27 de Septiembre de 2019 (11:00 CET)

Nace una cebra marrón con puntos blancos en Kenia. Foto: @FrankliuPhotography / @MaasaiMaraNationalReserve / @TheWildestAfrica (Facebbok)
Nace una cebra marrón con puntos blancos en Kenia. Foto: @FrankliuPhotography / @MaasaiMaraNationalReserve / @TheWildestAfrica (Facebbok)

Día de sorpresa en la reserva natural Maasai Mara de Kenia, África, lugar en el que ha nacido una cebra cuya imagen está dando la vuelta al mundo. Y es que no se trata de un potro más, ya que el animal no dispone de las características rayas y negras, sino que en su lugar tiene una piel oscura y lunares blancos. 

Antony Tira, fotógrafo y guía turístico de campamento Matira Bush, descubrió el animal, que cuenta con unos pocos días de vida y todavía no se separa de su madre. El aspecto de la cebra se debe a una mutación genética que trastorna la melanina, lo que afecta al color de su pelaje, que pasa del negro al marrón y de las rayas a los puntos. La afectación se conoce como pseudomelanismo y, aunque de rara ocurrencia, hace presentar anormalidades en los animales, así como en sus patrones.

En la cuenta de Facebook de Wildest Africa se cuentan más detalles sobre el suceso: "Anoche un guía Masaai descubrió una cebra mutada genéticamente única en su especie en Maasai Mara y la ha nombrado con su apellido: Tira. ¡Esta mañana fuimos uno de los primeros en visitar Tira! Hace unos años hubo un caso similar, sin embargo, esa cebra todavía mantenía las rayas y la cola en forma de cepillo. ¡Tira, sin embargo, tiene patrones que aparecen como lunares! ¡Espero que los expertos analicen este caso y compartan algunos descubrimientos interesantes pronto!”.

Sin embargo, ¿cómo afecta este cambio al animal? Hay ciertas discrepancias por lo que respecta a la utilidad de las rayas, ya que algunos investigadores del Journal of Natural History indican que les sirve para regular su temperatura, mientras que otros aseguran (en la revista científica Journal of Experimental Biology) que les protegen de moscas, tábanos y otros insectos.

Este extraño espécimen de cebra, todavía muy joven, genera preocupación entre los guías y cuidadores de la reserva natural, ya que este tipo de animales suele vivir una corta vida ya que son presa fácil de carnívoros y enfermedades, al no contar con la protección que les da su camuflaje original. Sin embargo, de momento el potrillo se ha adaptado bien a la manada, ya que ésta lo ha aceptado y no se ha observado ningún tipo de comportamiento extraño. Veremos cómo evoluciona y si dará lugar a otros como él o, por qué no, a otros patrones nunca vistos en el reino animal.

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Octubre 2019

Nº 351, Octubre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.