Civilizaciones perdidas

El hallazgo del templo de Laquis confirma un relato bíblico

Arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén han hallado un templo cananeo de 3200 años de antigüedad que formaba parte de la ciudad bíblica de Laquis

Josep Guijarro

Periodista y escritor

25 de Febrero de 2020 (12:45 CET)

hallazgo templo laquis confirma relato biblico
hallazgo templo laquis confirma relato biblico

¿Existieron las murallas de Jericó? Y el monte Sinaí de Isaías 1, ¿dónde estaba? ¿Moisés hizo todo lo que está en la Biblia? Nuevos hallazgos parecen confirmar parte del Antiguo Testamento como un libro que recoge algunos hechos históricos.

Arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad Adventista del Sur en Tennessee, han encontrado calderos de bronce, joyas de antiguos dioses, dagas y cabezas de hacha ornamentadas con imágenes de pájaros y escarabajos en un antiguo templo cananeo, de 3.200 años de antigüedad. Los investigadores relacionan el hallazgo con la ciudad bíblica de Laquis, hallada en 1929 por el arqueólogo William Foxwell Albright quien, junto a otros hallazgos, confirmó que la conquista de Canaán por los israelitas fue un hecho histórico.

Laquis (Tell ed-Duweir) está ubicada a 18 km al este de Hebrón y a 45 km al sudoeste de Jerusalén, y sus ruinas se encontraron en un montículo de la Sefela. «El templo pertenecía a la última ciudad cananea», ha declarado el profesor Yosef Garfinkel de la Universidad Hebrea de Jerusalén a «Haaretz». La arquitectura se corresponde con la construcción cananea y se han descubierto dos estatuillas de Baal, dios de la lluvia, el trueno y la fertilidad para los cananeos y adorado, también, por fenicios, cartagineses y sirios. Los investigadores señalan, además, que los artefactos encontrados tienen una gran influencia egipcia: especialmente por los escarabajos y un amuleto de Hathor, hija del dios Ra en el Antiguo Egipto.

Y es que Laquis cayó bajo el control egipcio, probablemente durante el tiempo de Tutmosis III, pero se rebeló en el período de Amarna, como lo muestran las Cartas de Amarna. Cuando los israelitas invadieron el país, el rey de Laquis, Jafía, se unió a Adonisedec  en una coalición bajo el liderazgo del rey de Jerusalén, aunque fue derrotado y ejecutado (Jos 10:23-26), (Jos 12:11) por las fuerzas de Josué. Laquis pasó a ser la segunda mayor ciudad del reino de Judá, perdiendo su primacía sólo ante Jerusalén. Se convirtió en un centro regional habitado por personas de alta posición de la elite y los gobernantes, como describe el texto del profeta Miqueas (1, 13).

El templo de la Edad del Bronce ahora excavado poseía dos pilares y dos torres que llevan a una gran sala rectangular, algo inusual para la época. Garfinkel y su colega, el profesor Michael Hasel de la Universidad Adventista del Sur en Tennessee, quienes han dirigido la investigación, estiman que su hallazgo es inusual: «Solo una vez cada 30 o 40 años tenemos la oportunidad de excavar un templo cananeo en Israel», según recoge el «Times of Israel».

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 361, Agosto de 2020

Nº 361, Agosto de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.