Mundo futuro

La Agencia de Inteligencia de EE UU pronostica un futuro preocupante para los próximos años

El Consejo Nacional de Inteligencia de Estados Unidos, el mismo que pronosticó la pandemia en 2017, asegura que la crisis del coronavirus es solo un anticipo de los peligros que se avecinan.

irene foto autor

Periodista e Historiadora

22 de abril de 2021 (16:18 CET)

La Agencia de Inteligencia de EE UU pronostica un futuro preocupante para los próximos años
La Agencia de Inteligencia de EE UU pronostica un futuro preocupante para los próximos años

El informe denominado Tendencias globales, elaborado por el Consejo Nacional de Inteligencia del Gobierno estadounidense cada cuatro años, no prevé grandes mejoras de cara a los próximos años. Si ya en 2017 predijo la posibilidad de que se produjera una crisis pandémica, ahora considera que los siguientes 20 años no serán ni de lejos mejores.

En estas casi 150 páginas, el informe arroja una serie de conclusiones que son difíciles de negar, viendo el panorama actual. Según los autores, la pandemia ha profundizado más en los males ya existentes en la sociedad, como la desigualdad económica, la cada vez más acusada falta de recursos por parte de los gobiernos y el resurgimiento de sentimientos nacionalistas que individualizan cada vez más los territorios.

El cambio climático, enfermedades, el hambre o el problema de la población son algunos de los aspectos que podrían empeorar en los próximos años según este informe

Sus predicciones alcanzan hasta 2040 y el futuro que dibujan es sobrecogedor. El Consejo asegura que el cambio climático seguirá acelerándose; la población mundial frenará el fuerte crecimiento que había experimentado en el pasado; el hambre, fomentado por esas desigualdades económicas tan acusadas, será mucho más común, sobre todo en los países donde no se hayan adoptado suficientes medidas preventivas y tecnológicas para mitigar el efecto del cambio climático. También advierte de que las relaciones internacionales se caracterizarán por el caos y la volatilidad. Ningún estado conseguirá imponerse de manera dominante sobre los demás.

Así lo muestran los autores: "más y más desafíos globales se producirán en cascada, que van desde enfermedades hasta el cambio climático y las interrupciones de las nuevas tecnologías y las crisis financieras". Los avances en tecnología adquieren un especial protagonismo en el informe, puesto que, si bien ayuda a potenciar la economía y las vías de comunicación existentes, también puede causar graves tensiones políticas entre países, algo que ya es patente a día de hoy.

El informe se refiere a la pandemia actual como la perturbación global más significativa y singular desde la Segunda Guerra Mundial

Uno de los puntos que más inquietan es la forma en la que el informe describe la pandemia actual, considerándola "la perturbación global más significativa y singular desde la Segunda Guerra Mundial, con implicaciones sanitarias, económicas, políticas y de seguridad que se extenderán en los próximos años". Además, también especifica que ha generado grandes incertidumbres en torno a aspectos esenciales del sistema mundial como la economía, la geopolítica o la gobernanza de los países.

No obstante, el informe ofrece resquicios de esperanza al respecto. Considera que las generaciones más jóvenes, al haber vivido los grandes fracasos en la gestión del coronavirus por parte de los gobernantes, pueden buscar soluciones para que aspectos tan importantes como el clima o las desigualdades acaben siendo abordadas mediante políticas eficaces. Aunque pueda resultar utópico, si la Unión Europea llegase a estar compuesta por partidos verdes, podría existir una colaboración entre esta y las Naciones Unidas para hacer frente a estos grandes problemas. La puerta está abierta. En nuestras manos está decidir el futuro que nos espera.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

AE373 001

Nº 373, Agosto de 2021