Ciencia

El ADN de un ancestro antiguo desconocido se transmitió a los seres humanos

El núcleo central de nuestros cromosomas alberga genes de un antiguo antepasado del que aún no sabíamos nada junto a grandes fragmentos de ADN neandertal

Josep Guijarro

Periodista y escritor

18 de Septiembre de 2020 (12:15 CET)

El ADN de un ancestro antiguo desconocido se transmitió a los seres humanos
El ADN de un ancestro antiguo desconocido se transmitió a los seres humanos

Algunos humanos actuales poseen ADN de un ancestro arcaico y desconocido. Es la principal conclusión de un estudio de genomas antiguos efectuado por Melissa Hubisz y Amy Williams, de la Universidad de Cornell, y Adam Siepel, del Laboratorio Cold Spring Harbor.

Según el análisis de genomas publicado en la revista 'PLOS Genetics', hace aproximadamente 50.000 años, un grupo de humanos emigró de África y se cruzó con neandertales en Eurasia. Pero no es la única vez que nuestros ancestros humanos antiguos y sus familiares intercambiaron ADN. Los investigadores han desarrollado un algoritmo que analiza genomas que pueden identificar segmentos de ADN procedentes de otras especies, incluso si el intercambio de genes tuvo lugar miles de años atrás y procede -como es el caso- de una fuente desconocida.

Así, en el nuevo artículo, explican que la secuenciación de genomas de los neandertales y los denisovanos, que son un grupo antiguo menos conocido, ha proporcionado nuevas ideas sobre el cruzamiento y del movimiento de las antiguas poblaciones humanas.

El 3% del genoma neandertal procede de cruces que se produjeron entre 200 y 300.000 años atrás

Utilizaron el algoritmo para estudiar genomas procedentes de dos neandertales, un denisovano y dos humanos africanos y encontraron evidencias de que el 3 por ciento del genoma neandertal provenía de humanos antiguos en cruces que se produjeron hace 200.000 o 300.000 años atrás.

mapa genomico adn antepasado desconocido
 

Además, descubrieron que el 1 por ciento del genoma de denisovanos procedía de un pariente desconocido y más distante, posiblemente Homo erectus, y aproximadamente el 15% de estas regiones 'super-arcaicas' se han transmitido probablemente a humanos modernos actuales. Los investigadores aseguran que el intercambio genético era posible cuando dos grupos se superponían en el tiempo y el espacio. Los nuevos hallazgos confirman casos previamente reportados de flujo de genes entre humanos antiguos y sus familiares, y también apuntan a nuevos casos de cruzamiento –según un despacho de la agencia Europa Press.

El nuevo algoritmo resuelve el problema de identificar pequeños restos de flujo de genes que ocurrieron hace cientos de miles de años, cuando solo un puñado de genomas antiguos están disponibles. Este algoritmo también puede ser útil para estudiar el flujo de genes en otras especies donde se produjo el cruzamiento, como en lobos y perros.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 363, Octubre 2020

Nº 363, Octubre 2020