Ciencia

La Inteligencia Artificial revoluciona la investigación criminal

La Policía del Reino Unido está probando un sistema informático que reconstruye lo que podría haber pasado en la escena de un crimen mediante Inteligencia Artificial.

24 de Mayo de 2019 (14:13 CET)

La Inteligencia Artificial revoluciona la investigación criminal
La Inteligencia Artificial revoluciona la investigación criminal

La investigación criminal ha experimentado una evolución considerable desde la  incorporación de métodos científicos tales como la toma de huellas dactilares, el análisis de ADN, la localización por GPS o cámaras con reconocimiento facial. Con todo, el avance de la criminalidad, exige un trabajo cada día más complejo.

En cualquier investigación, uno de los primeros pasos consiste en repasar las bases de datos policiales en busca de incidentes similares con el fin de establecer conexiones en función de criterios como el momento, las personas involucradas, la ubicación o el modus operandi. Todo con el propósito de exclamar: «elemental querido Watson» del famoso Sherlock Holmes. Pero, curiosamente, tal y como afirma Washington Varela, uno de los jefes de Policía de Montevideo, «la labor de la Policía es comparable a pasar un trapo sobre un piso donde cae agua de una tubería abierta; no hay tiempo de evaluar, sólo de secar» y es ahí donde entra en juego un nuevo sistema que escanea en cuestión de segundos, millones de datos, registros, interrogatorios e imágenes y detecta patrones sospechosos, reconstruye escenas del crimen y saca a relucir líneas de investigación.

Se llama VALCRI  (Visual Analytics for Sense-making in CRiminal Intelligence analysis) y se trata de un proyecto financiado con fondos de la Unión Europea que se sirve de la tecnología de inteligencia artificial para eliminar las tareas más laboriosas para los analistas para darles tiempo de investigar y preparar casos con mayor velocidad y precisión. La policía de West Midlands (Reino Unido) y Amberes (Bélgica) ya la están utilizando de forma experimental.

La inteligencia artificial (IA)  o computacional imita las funciones «cognitivas» que los humanos asocian con otras mentes humanas como, por ejemplo, «aprender» y «resolver problemas». »

El profesor William Wong, de la Universidad de Middlesex, explica al respecto que «todo el mundo piensa que la labor policial consiste en unir los puntos, pero esa es la parte sencilla; la parte difícil es la de determinar qué puntos deben conectarse.» Y, VALCRI –además-, lo hace a toda velocidad. «Un analista con experiencia precisa realizar 73 búsquedas para obtener toda esta información y después tratarla manualmente en un formato aceptable» -dice  la investigadora Neesha Kodagoda. Este software realiza esta tarea en un golpe de ratón gracias a un algoritmo avanzado que le permite establecer mejores relaciones conceptuales. Es un primer paso para lo que se avecina: Determinar si una persona es un criminal con sólo mirar sus características.

 
 

China ha implementado un sistema de IA diseñado para la detección de rostros con una precisión del 90%

No hace mucho tiempo China evaluó un sistema que emplea la inteligencia artificial basada en un enfoque que llaman «aprendizaje profundo», especialmente diseñado en la detección de rostros. Los resultados fueron impresionantes. El robot sólo calificó erróneamente a un 6% de los casos, es decir, confundió personas inocentes con criminales. En otras palabras identificó con éxito el 83% de los delincuentes. La precisión global fue de casi el 90%.

No todos reciben con alegría el panorama que se perfila. El especialista en algoritmos Isaac de la Peña, reconoce que «la inteligencia artificial es uno de los mayores avances de las últimas décadas, pero viene con un riesgo: no conocemos cómo el 'software' aprende y toma decisiones.»

Los avances que la Inteligencia Artificial ha experimentado en los últimos años ha provocado una ola de preocupación en personalidades de la talla de Stephen Hawking, Bill Gates, Steve Wozniak o Elon Musk, que se reunieron para alertarnos de la "amenaza IA" e intentar que el desarrollo de estas tecnologías beneficie al mundo en lugar de destruirlo. Más de 2.000 expertos han firmado 23 pautas a tener en cuenta durante los próximos años en materia de seguridad, privacidad e incluso pérdida de puestos de trabajo.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 348, Julio de 2019

Nº 348, Julio de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.