Civilizaciones perdidas

MONTSERRAT: EL DESTINO SECRETO DE LEONARDO

Las conexiones entre Cataluña y la Italia del Renacimiento constituyen los cimientos de «El viaje secreto de Leonardo da Vinci» (Editorial Base), un concienzudo ensayo del que es autor José Luis Espejo, audaz investigador y escritor barcelonés. En las páginas de este libro, del que a continuación les ofrecemos un breve extracto, Espejo –quien interpela e invoca a Leonardo da Vinci a lo largo de la obra– desgrana una larga serie de datos, personajes y coincidencias que le conducen hacia una fascinante hipótesis: en algún momento de su vida, el genial artista toscano habría visitado Montserrat y su privilegiado y mágico entorno.

26 de enero de 2011 (10:48 CET)

MONTSERRAT: EL DESTINO SECRETO DE LEONARDO
MONTSERRAT: EL DESTINO SECRETO DE LEONARDO
Debo reconocer que en un primer momento llegué a considerar la posibilidad de que acudieras a Montserrat (como hemos mencionado, el autor se dirige al propio Da Vinci) por invitación del poderoso Della Rovere, el mismo que encargara a Miguel Ángel la decoración de la Capilla Sixtina. Este cardenal –y abad comanditario– no puso nunca los pies en el monasterio, si bien nombró como procurador a un familiar suyo (no sé en qué grado), de nombre Martín Pedro. Con la muerte de Juan II y la llegada al poder de su hijo Fernando II, la situación se hace intolerable para la abadía montserratina. Finalmente, el Rey Católico consigue, en 1483, la permuta por la abadía de la Grotta de Sicilia, en manos de Joan de Peralta, el cual sería a partir de ese momento abad de Montserrat a título asimismo comanditario.

Joan de Peralta, en 1485, hizo todo lo posible para traer a Montserrat unos monjes reformados de Santa Justina de Padua. No lo consiguió, lo que supuso que el Rey Católico forzara la sujeción definitiva del monasterio a San Benito de Valladolid, el año 1493.

La posibilidad de que tú hubieras acudido a Montserrat, invitado por alguno de los abades con residencia en Italia e intereses en Montserrat (Giulio della Rovere, o bien Joan de Peralta), es más que sugerente. Pero por más que he profundizado en esta línea de investigación, no he encontrado ninguna prueba de ello. El cardenal valenciano Rodrigo de Borja (futuro papa Alejandro VI) era un personaje muy relevante en la Curia romana, y asimismo tenía un vínculo especial con Montserrat. Sin embargo, no ascendería al solio pontificio hasta el año 1492… (Continúa en AÑO/CERO 246).

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 374, Septiembre de 2021

Nº 374, Septiembre de 2021