Enigmas y anomalía

Llueven cientos de aves en Galicia

Tras las autopsias continúa el misterio en relación a la caída de doscientos estorninos del cielo de El Ferrol, en Galicia.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

14 de diciembre de 2021 (13:38 CET)

Llueven cientos de aves en Galicia (Foto: Cedida)
Llueven cientos de aves en Galicia (Foto: Cedida)

En 1920 vio la luz El libro de los condenados (The Book of the Damned), de Charles H. Fort (1874-1932), quien había pasado veinticinco años en las bibliotecas recopilando de forma obsesiva sucesos que la ciencia no podía explicar:  lluvias de piedras y animales, meteoritos de composiciones químicas exóticas, avistamientos de no identificados… Su publicación, a través de la influyente editorial neoyorkina Boni and Liveright Inc., convirtió el libro en un clásico de tal impacto que, aún hoy, cuando nos enfrentamos a hechos altamente desconcertantes nos referimos a ellos como forteanos.

Este neologismo encaja con lo sucedido en Galicia (España) el pasado 26 de noviembre de 2021. Alrededor de las nueve de la mañana, unos 200 estorninos cayeron en masa sobre coches y viandantes de la localidad del Ferrol. Literalmente una lluvia de pájaros.

Los estorninos son aves muy ruidosas, de unos 20 cm de largo y dotadas de un plumaje de color negro iridiscente. Se caracterizan por su carácter gregario y, en invierno, cuando emigran a lugares más cálidos, forman grandes bandadas que vuelan en hipnóticos bailes para evitar ser atacados por algún depredador.

Los estorninos cayeron repentinamente sobre los sobresaltados conductores y viandantes

Más de 2500 pájaros volaban sobre un tramo de la calle Alcalde Quintanilla y los jardines traseros del hospital Juan Cardona, en el barrio de Caranza del Ferrol cuando, repentinamente, empezaron a caer sobre los sobresaltados conductores y viandantes. ¿Qué pudo suceder?

En el barrio corrieron toda clase de rumores: hablaban de una antena 5G que están poniendo allí; que si las bajas temperaturas; que si una tormenta eléctrica...

Un técnico de la Consellería de Medio Ambiente recogió dos aves muertas para trasladarlos al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Oleiros donde se les realizarían las oportunas analíticas para determinar las causas de este extraño fallecimiento masivo. Pero el misterio continúa.

Tras diferentes estudios, la muerte de los estorninos sigue siendo un misterio

PÁJAROS INCAPACES DE VOLAR

Tras analizar 127 ejemplares muertos y unos pocos vivos, resultó que estos últimos presentaban "un estado decaído, incapaces de volar, y con traumatismos en alas y patas, lo que les provoca dificultades para mantenerse en pie". 

A los fallecidos se les tomó muestras para un análisis toxicológico de "encéfalo, corazón, pulmón, tráquea, riñón e intestino". Pero obviamente no estaban envenenados. Las autopsias también descartaron una infección vírica, bacteriana o parasitaria. También dio negativo la prueba de la gripe aviar.

Sin embargo, se observaron "varias lesiones hemorrágicas en la zona intratorácica, laringe, y región craneoencefálica, que afectan gravemente a corazón, aparato respiratorio y encéfalo".  

El periódico La Voz de Galicia consultó a Juan José Negro, investigador de la estación biológica de Doñana-CSIC, para el que la muerte de los estorninos ha sido consecuencia de una tormenta perfecta.

"Era una hora temprana y con poca visibilidad –dice–, en un espacio físico limitado por edificios altos y árboles, en el que se produjo la colisión de dos grupos muy numerosos de aves que volaban en dirección contraria e impactaron unas con otras".

Los estorninos necesitan luz para mantener la distancia entre unos y otros y es posible, en opinión del científico, algún ruido fuerte o la aparición de un halcón pudo producir una salida en pánico ocasionando la colisión.

Nadie escuchó nada y tampoco nadie vio halcones o águilas en el Ferrol, la muerte de los estorninos sigue siendo un misterio.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 378, Enero de 2022

Nº 378, Enero de 2022