Enigmas y anomalía
15/01/2024 (08:00 CET) Actualizado: 15/01/2024 (08:00 CET)

Un soldado español teletransportado a México

El primer caso de teletransportación documentado en el mundo tuvo lugar en el siglo XVI. Un soldado español desapareció de Manila para transportarse a la plaza del Zócalo

Mario Yaír TS
15/01/2024 (08:00 CET) Actualizado: 15/01/2024 (08:00 CET)
La IA concibe así a Gil Pérez, el soldado español teletransportado
La IA concibe así a Gil Pérez, el soldado español teletransportado

Aunque la palabra teleportación no se inventó hasta 1930, el primer caso documentado parece haber ocurrido en la Nueva España la madrugada del 26 de octubre de 1593 en plena Plaza Mayor de la Ciudad de México (hoy Zócalo). La historia es una leyenda tradicional mexicana, entre otras cosas por haber sido narrada en 1922 por el afamado cronista Luis González Obregón y retomada por el historiador Luis Weckmann en 1984. ¿Qué ocurrió?

La historia asegura que esa madrugada, entre la espesa neblina, comenzó a escucharse la voz de un hombre preguntando altivamente ¿Quién va? Al amanecer, los guardias del palacio alertados por los habitantes descubrieron que era otro guardia que nadie había visto antes y con el traje de Filipinas. Su nombre era Gil Pérez y tras ser interrogado afirmó que se encontraba haciendo guardia en Filipinas pues el gobernador Gómez Pérez das Mariañas había sido asesinado hacía unos instantes. De un momento a otro se alzó la neblina y apareció en un sitio que no reconocía: México.

El soldado había sido enviado en una noche desde el otro lado del mundo por obra de brujería china

Recreación de la teleportación
Recreación de la teleportación

Inquisición y justicia enviaron cartas a Filipinas para saber qué estaba ocurriendo. Trece meses más tarde, llegó la respuesta de Manila. Era la primera vez que en América se confirmaba la noticia de la muerte de Mariñas y la desaparición de un guardia. Se concluyó que el soldado había sido enviado en una noche desde el otro lado del mundo por obra de brujería china y se cerró el caso colocando al soldado Gil en un barco de vuelta. ¿Cuáles son los datos confirmados?

González Obregón asegura que la historia fue recopilada en “Sucesos de las Islas Filipinas” por Antonio de Morga, en 1609, pero lo cierto es que por ningún lado del texto aparece tal suceso. En realidad el primer texto que habla de un soldado de Manila que apareció en México en una sola noche, es “Conquista temporal y espiritual de las Islas Philipinas” de Gaspar de San Agustín, en 1698.

En el capitulo XII cuenta que unas mujeres “por arte de Satanás” enviaron al soldado a México y fue así como se supo enseguida de la muerte del gobernador en un tiempo donde la noticias tardaban meses en llegar. Fue hasta 300 años después cuando una reedición del libro de Morga (1890) con anotaciones del escritor José Rizal, liga ambos textos mencionando la historia de Gaspar. De ahí que Obregón dijese que Morga lo escribió.

La plaza del Zócalo en la época
La plaza del Zócalo en la época

Todo se sintetiza entonces el texto de Gaspar de San Agustín. Si cuenta la verdad, Gaspar habría hablado de un suceso ocurrido 100 años antes basado en fuentes que desconocemos. Falso o no, no es el único suceso sobrenatural relacionado al asesinato de Mariñas.

Una historia, esta vez en pluma del cronista Artemio de Valle Arizpe (años 30), asegura que en el convento de San Agustín de la Ciudad de México, existió un retrato de Mariñas. Mariñas era conocido por su carácter temperamental y explosivo, por lo que el retrato era tratado con sumo cuidado. El 25 de octubre de 1593, una cuarteadura de color rojo apareció a la mitad del rostro de Mariñas escandalizando a los frailes quienes buscaron su inmediata restauración. Poco importó que se restaurara 3 veces, pues las 3 volvía a aparecer la mancha.

Retrato y firma del gobernador de Filipinas, Gómez Pérez Dasmariñas
Retrato y firma del gobernador de Filipinas, Gómez Pérez Dasmariñas

Extraño entre lo extraño. El 25 de octubre de 1593, fecha en que apareció una cuarteadura en el retrato y un hombre estaba por teletransportarse a México, el gobernador Gómez Pérez de Mariñas sufrió un motín en la galera en que viajaba y fue asesinado con una espada que le abrió el cráneo en dos.

Sobre el autor
Mario Yaír TS

Titulado en Comunicación Audiovisual por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Ha colaborado con Time Out México, Warp y Atlas Obscura. Es autor de la Guía Ciudad de México Insólita y Secreta de Editorial Jonglez. Es impulsor del proyecto digital Mapa del Muralismo Mexicano. Actualmente se dedica a la divulgación de la cultura y la recuperación de la memoria histórica por medio de la escritura y la fotografía. Lleva a cabo un proyecto de visitas guiadas por la Ciudad de México conocido como Tours Papiro. En su tiempo libre se dedica al arte y a la creación de obras relacionadas a los temas histórico sobrenatural.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Año cero 403

Nº 403, marzo de 2024