Enigmas y anomalía

Tumbas de vampiros europeos (I)

Hay tumbas de vampiros en Europa. Al menos eso se desprende del hecho de que en los últimos años se han encontrado varios cementerios íntegros de vampiros en Polonia y Hungría.

espacio misterio

26 de Septiembre de 2019 (11:00 CET)

Tumbas de vampiros europeos (I)
Tumbas de vampiros europeos (I)

En Gliwice, en la Baja Silesia de Polonia, durante las tareas de construcción de una autopista, al comenzar el movimiento de tierras los operarios se encontraron de manera fortuita con un cementerio medieval de 44 tumbas, de las cuales 17 aún permanecían cerradas. Los arqueólogos que participaron en la excavación se quedaron sorprendidos al comprobar cómo se hallaban los cuerpos: la mayoría habían sido decapitados, sus extremidades permanecían clavadas al suelo y muchos de ellos, además, habían sido colocados con el cuerpo mirando a tierra. El arqueólogo Jazek Pierzak  aseguró en rueda de prensa que «los cuerpos pertenecían a personas que presuntamente fueron acusadas de ser vampiros”, y añadió que “se trata de un ritual para evitar que el mal que presuntamente contenían esas personas volviera a la vida».

El arqueólogo Slawomir Gorka, halló en el pequeño pueblo de Kamien Pomorski, en Pomerania Occidental (Alemania) la tumba de un cadáver con los dientes arrancados, la pierna derecha atravesada con una estaca y una gran piedra metida en la boca.

Pero hay más. En el cementerio de Drawsko, al noroeste de Polonia, se han descubierto seis tumbas. Los cuerpos enterrados, que se han encontrado en un sorprendente estado de conservación, fueron sepultados con una hoz rodeándoles la garganta. El objetivo, según han determinado los arqueólogos que están llevando a cabo la excavación, es que si los supuestos vampiros decidían salir de sus tumbas, ineludiblemente serían degollados por la hoz, por lo que, ahora sí, morirían de manera definitiva. Varios científicos de la Universidad del Sur de Alabama ha declarado en la revista PLos One que estos ritos revelan que por entonces se produjo una epidemia de cólera que esquilmó a la población. Esta pudo ser la causa de las acusaciones que sufrieron los supuestos vampiros, como posibles precursores y difusores de la enfermedad, porque como apunta Lesley Gregoricka, responsable del estudio, «la gente de la época postmedieval no entendía cómo se propagaba la enfermedad y en lugar de una explicación científica para estas epidemias, explicaban el cólera y las muertes que resultaban de ella de manera sobrenatural».

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Octubre 2019

Nº 351, Octubre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.