Historia oculta

América antes de Colón: nuevas pruebas

La prueba definitiva de que se tenía constancia de la llegada de los vikingos a América ha sido descubierta.

irene foto autor

Periodista e Historiadora

28 de septiembre de 2021 (10:56 CET)

América antes de Colón: nuevas pruebas
América antes de Colón: nuevas pruebas

El protagonista de esta noticia es un fraile dominico de nombre Galvano Fiamma. Gracias a un manuscrito que él mismo realizó, se ha demostrado que, durante su estancia en Génova, tuvo contacto con marineros que conocían la existencia de América. Este suceso tuvo lugar 152 años antes de que Colón llegara al continente.

Los vikingos ya habían alcanzado este continente siglos antes que el famoso navegante

Este estudio, denominado Marckalada: la primera mención de América en el área mediterránea (c. 1340), ha sido desarrollado por la Universidad de Milán y publicado en la revista Terrae incognitae. En él, se demuestra que el fraile Galvano Fiamma mencionó América en su Cronica Universalis (1340) como "Marckalada", una tierra localizada más allá del Atlántico. Sin embargo, su estudio ha sido complicado, ya que la única copia de este manuscrito la consiguió un coleccionista estadounidense en 1996 por 14.950 dólares, por lo que estaba en manos privadas.

Históricamente, siempre se ha creído que el primero en llegar a América fue Cristóbal Colón, el 12 de octubre de 1492. Sin embargo, desde hace unos años, ha surgido una teoría alternativa que progresivamente se ha ido imponiendo: Los vikingos ya habían alcanzado este continente siglos antes que el famoso navegante. Esta idea coincide a la perfección con el hecho de que los vikingos, en algunas sagas nórdicas como la de Erik el Rojo, mencionan el territorio de "Markland", ubicada al oeste de Groenlandia. Por lo tanto, atendiendo a lo que dicen estas fuentes, Marckalada haría referencia a una parte de la costa atlántica de América del Norte.

Más allá hay una isla llamada Groenlandia; y más al oeste hay una tierra que se llama Marckalada y sus habitantes son gigantes

El fraile dice lo siguiente en este interesante texto: "Los marineros que surcan los mares de Dinamarca y Noruega dicen que más allá de Noruega, hacia el norte, se encuentra Islandia. Más allá hay una isla llamada Groenlandia; y más al oeste hay una tierra que se llama Marckalada. Los habitantes del lugar son gigantes: hay edificios de piedras tan grandes que ningún hombre podría ponerlos en su lugar, si no gigantes muy grandes. Allí crecen árboles verdes y viven muchos animales y pájaros. Pero nunca ha habido ningún marinero que haya podido conocer con certeza noticias sobre esta tierra y sus características".

Es muy posible que Colón iniciara su viaje de manera intencionada, es decir, teniendo cierto conocimiento de esas tierras desconocidas

El director del estudio, Paolo Chiesa, profesor de literatura medieval en la Universidad de Milán, ha dejado caer la posibilidad de que Colón iniciara su viaje de manera intencionada, es decir, teniendo cierto conocimiento de que esas tierras desconocidas, en realidad, no lo eran tanto entre marineros y comerciantes. Siguiendo las palabras del investigador, "Este asombroso descubrimiento es la primera referencia que circula en el Mediterráneo sobre el continente americano, y si Colón estuvo al tanto de lo que sabían estos marineros le pudo haber convencido de emprender su viaje". Sin embargo, hay que tener en cuenta también que, cuando Colón murió en el año 1506, todavía seguía considerando que había llegado a Asia y no a América.

Este estudio ha sido desarrollado de manera minuciosa, junto a un equipo de alumnos que han colaborado para poder transcribir la escritura gótica que lo componía. La mayor complejidad a la hora de desarrollar el proyecto ha venido acompañada del hecho de que el manuscrito se encuentra en manos privadas y en Estados Unidos. Como ha establecido Federica Favero, colaboradora en la edición, "era necesario ir al sitio: el propietario nos autorizó a fotografiar todo el códice y trabajamos sobre la base de estas fotografías. Ahora se trata de estandarizar las transcripciones producidas por las tesis a un modelo editorial científico, de profundizar en los puntos oscuros restantes y aportar al texto el comentario necesario; una vez hecho esto, la Cronica universalis estará disponible para todos, como se merece".

Sin duda, este descubrimiento puede hacer que todo lo que sabíamos previamente sobre cómo se alcanzó el continente americano y el conocimiento que existía sobre el mismo cambie por completo. Habrá que esperar pacientemente a poder tener acceso al enigmático documento, una vez sea digitalizado y puesto a disposición del público. 

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 375, Octubre de 2021

Nº 375, Octubre de 2021