Civilizaciones perdidas

TEMPLARIOS Y CÁTAROS: ¿ENEMIGOS O CÓMPLICES?

O. Carigi y S. Tavanti (Traducción.: Isabela Herranz)El papel que desempeñó la Orden del Temple durante la feroz represión contra los cátaros –en el contexto de la denominada cruzada albigense– sigue siendo causa de debate. Como también lo es la posibilidad de que al menos una élite templaria resultase contaminada por aquélla o cualquier otra corriente igualmente herética. En la siguiente entrevista, Gabriele Petromilli, doctor en Filosofía e historiador de los templarios y del esoterismo, reflexiona acerca de estas fascinantes cuestiones, claves para comprender uno de los conflictos más oscuros y polémicos de la Europa del siglo XIII.

20 de Febrero de 2013 (17:38 CET)

TEMPLARIOS Y CÁTAROS: ¿ENEMIGOS O CÓMPLICES?
TEMPLARIOS Y CÁTAROS: ¿ENEMIGOS O CÓMPLICES?
En la anterior investigación que llevamos a cabo sobre los cátaros, nos ocupamos de la posible implicación de los caballeros templarios en la lucha contra la herejía albigense –también llamada cátara– y asimismo indagamos si en la Orden del Temple se produjo alguna herejía. Encontramos una primera referencia en un libro del estudioso francés Alain Démurger, titulado Vida y muerte de la Orden de los Templarios, donde, en relación con Guillermo de Nogaret, figura clave en la supresión de la Orden del Temple, se indicaba lo siguiente: «Se ha explicado con anterioridad que el odio de Nogaret hacia el Temple se debió a que el abuelo hereje de este ';patarino' (así se denominaba a los cátaros en el norte de Italia) había muerto en la hoguera por culpa de los templarios». Otra referencia importante al respecto se encuentra en un artículo de Gabriele Petromilli, notable conocedor de la epopeya rosacruz, sobre la participación de los templarios en la cruzada contra los cátaros.

Con ánimo de profundizar en estos controvertidos sucesos, decidimos entrevistar a Petromilli, autor riguroso y poco dado a interpretaciones fantasiosas. La primera pregunta que le hicimos no podía dejar de referirse al «patarino Nogaret», como le llamaba el papa Bonifacio VIII, el cual, ante la amenaza del terrible inquisidor de llevarlo prisionero a Francia y hacerlo condenar por el Concilio General, dijo que estaría muy feliz de ser depuesto y condenado «por patarinos como él».

Osvaldo Carigi y Stefania Tavanti: Es posible que Nogaret fuera cátaro o, por lo menos, que hubiese recibido el dogma herético por parte de su familia. Sin embargo, tenemos serias dudas de que tal doctrina herética fuera el detonante que lo llevara a perseguir sin descanso a la Orden, mediante métodos de persuasión poco limpios e incluso terribles, con el fin de suprimirla.

Gabriele Petromilli: En primer lugar, hay que recordar que Guillermo de Nogaret estaba al servicio de Felipe el Hermoso y que, cátaro o no, perseguía la supresión del Temple. Pudiera ser que por cuestiones familiares hubiera inquina personal en sus acciones contra esta Orden, pero no lo sabemos a ciencia cierta. En cambio, sí sabemos con certeza que Nogaret era oficialmente cristiano… (Continúa en AÑO/CERO 271).
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada añocero abril corporativa

Nº 357, Abril de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.