Misterios

Hallan un esqueleto humano en el pecio del mecanismo de Antikythera

Un equipo de arqueólogos submarinos ha encontrado los restos de un hombre joven, que murió junto al artilugio astronómico más famoso y misterioso de todos los tiempos: la máquina de Antikythera.

21 de Septiembre de 2016 (11:04 CET)

Hallan un esqueleto humano en el pecio del mecanismo de Antikythera
Hallan un esqueleto humano en el pecio del mecanismo de Antikythera

Un grupo de arqueólogos submarinos encontró, el pasado 31 de agosto, los restos de un esqueleto humano en el barco hundido que contenía la misteriosa máquina de Antikythera, según ha publicado la revista científica Nature.

El mecanismo de Antikythera es uno de los artefactos tecnológicos más misteriosos de la historia. Fue creado hace 2.000 años en la antigua Grecia y se trata de la "primera computadora creada por la raza humana".

Este objeto de bronce corroído de de 32 cm. de largo por 16 de ancho y 10 de alto ha preservado sus secretos hasta hace muy poco tiempo. En junio un grupo de científicos consiguió descifrar algo que desde su descubrimiento, en el año 1900, no se había podido resolver: para qué servía.

Entre los restos del barco un equipo dirigido por Brendan Foley encontró muchos objetos valiosos, como vasijas para el vino, dos lanzas de bronce, joyas de oro y las enormes anclas de la embarcación, todo enterrado bajo varios centímetros de sedimento, pero lo más relevante es, sin lugar a dudas, los restos parciales de un cráneo, tres dientes, dos huesos de los brazos, varias piezas de costillas y dos fémures que aparentemente pertenecieron a la misma persona. 

Los huesos humanos descubiertos en la isla griega de Symi donde estaba el enigmático artefacto, se encuentran "sorprendentemente bien preservados".

Gracias a ello, los científicos ya han podido determinar que pertenecen a un hombre joven, de alrededor de unos 20 años que han bautizado como Pamphilos, un término griego que significa "amigo de todos".

Futuros estudios de ADN podrían ayudar a desentrañar algunos de los misterios que rodean al mecanismo de Anticitera, como el origen geográfico de los ancestros de Pamphilos y, por ende, del artefacto así como su datación precisa.

También se podrían llegar a saber detalles físicos del joven (color de pelo y ojos, por ejemplo) y hasta qué tipo de actividades realizaba o qué condiciones de vida tenía debido al estado de sus huesos.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 348, Julio de 2019

Nº 348, Julio de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.