Historia oculta

Conspiración Bíblica: comparan a Jesús con Apolonio de Tiana

Basándose en los escritos de Flavio Filóstrato, un documental ha irritado a la comunidad cristiana con una conspiración bíblica que compara el filósofo turco Apolonio de Tiana con Jesús

Josep Guijarro

Periodista y escritor

30 de Marzo de 2020 (16:30 CET)

Conspiración Bíblica: comparan a Jesús con Apolonio de Tiana
Conspiración Bíblica: comparan a Jesús con Apolonio de Tiana

«Incluso antes de nacer, se sabía que sería alguien especial. Un ser sobrenatural le informó a su madre que el hijo que ella iba a dar a luz no sería un simple mortal, sino un ser divino. Nació de un milagro, y se convirtió en un joven desusadamente precoz. Como adulto, dejó su hogar y emprendió su ministerio de predicación, implorando a sus escuchas a vivir, no por lo material del mundo, sino por lo espiritual. Reunió un número de discípulos a su alrededor, quienes se convencieron de que sus enseñanzas eran de inspiración divina, esto debido a que él mismo era un ser divino. Lo demostró realizando muchos milagros, curando enfermos, expulsando demonios, y reviviendo muertos. Pero al final de su vida él despertó cierta oposición, y sus enemigos lo entregaron a las autoridades Romanas para que fuera juzgado. Aun así, luego de dejar este mundo, retornó para encontrarse con sus seguidores y convencerlos de que no estaba muerto, sino viviendo en un reino celestial. Tiempo después, algunos de sus discípulos escribieron libros sobre él.»

Aunque lo parezca, el párrafo que acabas de leer no habla de Jesús. Pertenece al prefacio del libro A Brief Introduction to the New Testament (Una breve introducción al Nuevo Testamento), escrito por el erudito bíblico Bart D. Ehrman que es una de las fuentes de un polémico documental titulado Conspiraciones Bíblicas y emitido por la plataforma de pago de Amazón. Y es que, si bien YouTube está tratando de eliminar los  videos conspirativos de su plataforma, especialmente a raíz de la pandemia de coronavirus que sacude al mundo, Prime Video está comprobando como este tipo de contenidos cae especialmente bien a su audiencia.

Jesús –pues- no habría sido el hijo de un carpintero judío, sino un hombre llamado Apolonio y nacido en la actual Turquía, concretamente en la Capadocia, según este documental estrenado hace un año en la plataforma de pago de Amazón.

apolonio de tiana
Apolonio de Tiana

Como el «hijo de Dios», Apolonio de Tiana fue un famoso predicador que, curiosamente, nació en la misma época que Jesús, pero en la región de Anatolia (la actual Turquía). Ambos comparten –es verdad- una serie de sorprendentes similitudes: Apolonio tenía un grupo de fieles seguidores como asegura el Nuevo Testamento que tenía Jesús; se le atribuyeron milagros...

¿Recuerdan el episodio de Lázaro? Pues juzgue usted mismo: Cuando el filósofo y pensador turco pasó delante del féretro de una doncella, se acercó a la mujer pronunciando unas palabras místicas y, a continuación, la doncella se levantó y se fue caminando hacia la casa de sus padres. Milagro.

El taumaturgo griego era abstemio, célibe y vegetariano, no llevaba calzado y lucía cabellos y barba largos, como Jesucristo que, para colmo, era también un profeta religioso. El documental de Amazon Prime continúa afirmando que "pronto se convirtió en reformador y fijó su morada en el Templo de Esculapio", el nombre romano de la divinidad de la medicina. La notoriedad del turco fue creciendo hasta convertirse en un reconocido sabio. Tanto, que el emperador Aureliano, prometió erigir templos y estatuas en su honor.

Ehrman es jefe del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y es considerado uno de los principales estudiosos académicos del Nuevo Testamento. No es el perfil de un creador de fake news.

Lo cierto es que de no ser por la obra "Vida de Apolonio" de Flavio Filóstrato, apenas conoceríamos nada de la vida del filósofo turco. Eso es, precisamente lo que objeta el teólogo William Lane Craig cuando se establecen similitudes entre la vida de Jesús y la del místico, filósofo, matemático y mago Apolonio de Tiana. A su juicio, no son más que «una figura artificial» construida en gran parte por Flavio Filóstrato al menos 150 años después de la muerte de Jesús, muy probablemente a partir de los hechos que ya eran conocidos por el cristianismo primitivo como un contrapunto intencionado al mismo para la literatura pagana griega y romana.

Se cree que Apolonio debió de morir alrededor del año 97 con casi un siglo de edad. Su ciudad natal recibió el título de ciudad sagrada y –como a Jesús- algunos de sus seguidores dijeron haberle visto en le vieron en diferentes partes del Imperio romano. Nadie sabe donde reposan sus restos si es que, como Jesús, no resucitó. Su fama se mantendría al menos hasta el siglo V en todo el imperio romano. Cuenta el biógrafo de Alejandro Severo (208-235), el primero de los emperadores romanos que respetó a los cristianos e incluso pensó en construirles templos e incluir a su dios entre los demás dioses romanos, que tenía en su habitación una imagen de Apolonio junto a otra de Jesús.

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada año cero mayo corporativa

Nº 358, Mayo de 2020

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.