Misterios

La misteriosa desaparición de tres fareros en una isla de Escocia

Un pequeño bote se acerca a una solitaria isla para reemplazar a los tres trabajadores del faro. Pronto comienzan a suceder cosas extrañas que culminan con la desaparición de tres hombres. ¿Dónde fueron? ¿Qué les pasó? Así comienza la sinopsis de la nueva película de Gerard Butler, 'Keepers. El misterio del faro'.

24 de Abril de 2019 (13:20 CET)

La misteriosa desaparición de tres fareros en una isla de Escocia
La misteriosa desaparición de tres fareros en una isla de Escocia

Año 1900. Apenas cuatro días antes de Navidad, tres fareros desaparecieron misteriosamente en las remotas islas Flannan (Escocia).
Jamás se encontró una sola pista que desvelara lo que pudo suceder. Desde entonces se ha especulado con fueron asaltados por piratas; que las aves marinas se los comieron y hasta que fueron secuestrados por extraterrestres.

Los desaparecidos se llamaban Thomas, James y Donald. y son los protagonistas de una nueva película de Gerard Butler titulada 'Keepers. El misterio del faro' que se estrena el próximo mes de mayo.

De aquella remota isla escocesa manan muchas historias legendarias. Numerosos barcos se han hundido en sus implacables costas, siempre ocultas bajo una espesa niebla. Hasta allí llegó en el siglo VII un monje irlandés al que se le erigió una capilla: San Flann fue el único vestigio de vida hasta que en diciembre de 1899 se construyó un faro para guiar a los barcos en su travesía por el Atlántico Norte. Pero pronto se oyeron voces que su construcción desatarían la ira de su fantasma.

Se dice que en el faro de Eilean Mor se aparece el fantasta de un monje irlandés del siglo VII

Y es que, tras la muerte de San Flann, los lugareños aseguraron que su espíritu vagó por la isla al considerarla como propia. Nunca osó jamás quedarse allí a pasar la noche.

El destacado naturalista John Love, que ha investigado exhaustivamente la tragedia ha realizado una evaluación completa del misterio, basada en todos los registros disponibles, para explicar lo que sucedió a James Ducat, Thomas Marshall y Donald MacArthur.

Para Love, "no hay necesidad de invocar lo siniestro o lo paranormal, fue un acto puramente trágico de la naturaleza que los hombres fueron arrastrados por mares anormalmente ásperos".

Su investigación ha revelado que Thomas Marshall había sido previamente calificado de negligente y multado con cinco chelines después de que el equipo fue estropeado  por un vendaval.

Según su reconstrucción de los hechos, el 26 de diciembre de 1900, Joseph Moore se embarcó en el Hesperus hacia la isla con el objetivo de relevar a sus tres compañeros. Le llamó la atención que antes de atracar nadie contestaba a sus llamadas. Su sorpresa fue en aumento al constatar que sus compañeros habían desaparecido.

En efecto, cuando Joseph entró en el faro todo estaba a oscuras, la puerta de la cocina estaba abierta y eran visibles los restos de comida. Se afanó en leer las anotaciones del libro de registro pero no halló nada significativo. Las entradas del registro llegaban sólo hasta el 15 de diciembre. Joseph volvió al barco y formó un grupo de búsqueda.

Uno de los fareros estuvo rezando toda la noche atemorizado

Una de las entradas era llamativa. Uno de sus compañeros había escrito que estuvo rezando toda la noche, algo que nunca jamás había hecho antes, ni siquiera ante una tormenta feroz. Aún más enigmático fue el hecho de que los habitantes de la isla de Lewis no hubieran oído las tormentas de diciembre, cuando el SS Archer casi naufraga en las costas, al no haber visto las luces del faro.

El Consejo del Faro Norte comenzó una investigación, y concluyó que los tres hombres habían sido arrastrados por una tremenda ola mientras trabajaban fuera durante una feroz tormenta.

Love asegura en su obra que otros hechos que se han vinculado a fenómenos paranormales también tienen explicación. Así, durante la construcción del faro, uno de los empleados murió por causas naturales, y también murió un caballo llamado Billy arrojado a tierra por una grulla. "Lamentablemente, cuando Billy, el caballo, fue retirado, luchó por salir de su honda y cayó al mar", dijo. No tenía que ver con fantasmas… o tal vez sí. En Escocia todo es posible.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Diciembre 2019

Nº 353, Diciembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.