Misterios

La maldición de los albinos

La maldición de los albinos es, precisamente, nacer albino. Porque muchos son capturados y troceados para utilizar sus miembros en rituales de alta magia, ya que se cree que su poder sirve para todo tipo de males.

31 de Julio de 2019 (16:00 CET)

La maldición de los albinos
La maldición de los albinos

Hay mafias organizadas que pasan las fronteras africanas, de un país a otro, sin que nadie los vea, buscando la presa adecuada. Y no hablo de leones, gacelas o elefantes. Hablo de seres humanos que han tenido la mala fortuna de nacer diferentes. Porque los albinos son codiciados. Su rareza es valiosa y se pagan auténticas fortunas por tener un mechón de pelo, un dedo, cualquier extremidad… Llegados a este punto cuanto mayor es la bestialidad, mayor será el beneficio. Porque de los albinos se dice que pueden curar cualquier enfermedad, o más bien sus huesos y su carne; incluso se asegura que constituyen un potente afrodisiaco. Por eso son perseguidos; por eso son cazados y mutilados en horribles rituales ordenados por el chamán, que después recibirá pingües beneficios de su cliente.

Meses atrás el mundo se conmovió al observar a Anja Ringgren Lovén, una joven danesa que lo dejó todo para ir a Nigeria a combatir a los salvajes que abandonan o descuartizan a los niños, y que por su particular estética es conocida como «el ángel tatuado». Su tesón ha logrado que el gobierno de Malawi haya decidido poner fin a estas prácticas, con el objetivo de que los albinos no sigan sufriendo las consecuencias terribles de determinadas creencias. Por eso han prohibido la hechicería.

En países como Tanzania se calcula que habitan unos 170.000 albinos. La estadística dice que el 60% fallece generalmente asesinados antes de los 10 años. 

Otra de las personas que está batallando contra esta terrible situación es la abogada Perpetua Senkoro. Natural de Tanzania, es representante de la organización Under The Same Sun que intenta proteger a las personas albinas de las atrocidades a las que son sometidas. Ella ha declarado que «nunca podrían llegar a imaginarse el poder que tienen los hechiceros en África. Hasta políticos del más alto nivel acuden a ellos cuando quieren ganar las elecciones o hacerse millonarios». Y es que, aunque no lo ha vivido en sus carnes, sí ha sufrido la desaparición y muerte de varios compañeros que, bien bajo el influjo de la santería, bien bajo el de cualquier hechicería, han sido asesinados por mandato de los brujos. No en vano, la presencia del conocido como witchdoctor ya es habitual en el paisaje humano de determinadas poblaciones. Él es quien te puede lograr el amor, el dinero, el que te puede sanar de una enfermedad o proteger de un aojamiento… 

Y en el ojo del huracán, como una especie de panacea que para todo vale, siempre han estado los albinos, perseguidos hasta la extenuación y a los que se ha desmembrado para utilizar su cuerpo en diferentes magias. Ahora, a la vista de que el número de asesinados ha crecido, por ejemplo, el gobierno de Malawi ha decidido acabar con el problema yendo directamente a la raíz del mismo: los citados witchdoctor. Para el presidente de Malawi Peter Mutharika, es importante llegados a este punto de violencia “proteger a los cerca de 10.000 que viven en el país y que son víctimas de la superstición, la necedad y la ignorancia”.

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada anocero corporativa

Nº 349, Agosto de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.