Mundo futuro
15/12/2021 (12:22 CET) Actualizado: 15/12/2021 (12:24 CET)

A un paso de convertirnos en una civilización galáctica

Superar la velocidad de la luz sale del marco teórico. Investigadores de DARPA pueden desarrollar el primer motor capaz de alterar el espacio-tiempo.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

15/12/2021 (12:22 CET) Actualizado: 15/12/2021 (12:24 CET)
A un paso de convertirnos en una civilización galáctica
A un paso de convertirnos en una civilización galáctica

Las enormes distancias siderales son las que mantienen vivo el escepticismo en la comunidad científica respecto a la visita de seres de otros planetas. Los ufólogos, que han esgrimido durante décadas que es posible otra forma de desplazamiento por el espacio, podrán ver pronto confirmadas sus sospechas.

Y es que hay un cierto alboroto en la comunidad científica ante la posibilidad de un viaje espacial más rápido que la velocidad de la luz.

Un ingeniero aeroespacial premiado por la NASA en 2006, Harold White (Harold G. The «Sonny» White), que trabaja actualmente en un proyecto de la agencia DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) de Estados Unidos, dio una conferencia este mes de diciembre sobre la posible construcción de una nave superlumínica, es decir que supere la velocidad de la luz.

Su propuesta se basa en el llamado efecto Alcubierre al que ya dedicamos un post.

Un científico mexicano postuló en 1994 que era posible superar la velocidad de la luz dentro de una burbuja que deformara el espacio-tiempo

El científico mexicano Miguel Alcubierre planteaba que era posible superar esta "constante del universo" creando una burbuja de deformación del espacio-tiempo dentro de la cual debía situarse la nave espacial.  

A su sistema se le ha denominado "Warp Drive” o motor de curvatura y permitirían la propulsión de una nave espacial a una velocidad que supere varios múltiplos de la velocidad de la luz y que, además, evita los problemas asociados con la dilatación relativista del tiempo. Por lo que su propuesta de nave nos permitiría ir hasta la Estrella Polar a tomar un té y de traernos a casa para cenar con la familia.

En 2012, científicos de la NASA anunciaron que trabajaban en los viajes por curvatura a pequeña escala y en laboratorio, aunque el salto cuántico lo marcó White en un artículo publicado en la revista European Physical Journal, en el verano de 2021.

White trabaja en DARPA sobre el misterioso efecto Casimir, una fuerza contenida en el vacío que, sin embargo, es medible experimentalmente.

1111
Estructura teórica de la burbuja Warp

El efecto Casimir se puede entender por la idea de la presencia de metales conductores y dieléctricos capaces de alterar el valor esperado del vacío para la energía del campo electromagnético a nivel cuántico.

White descubrió, observando varios modelos, similitudes con la geometría de la burbuja de Alcubierre y propuso un experimento potencialmente revolucionario que podría crear un prototipo para un motor warp drive real.

Llama la atención que el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales (AATIP) del Pentágono, que estudió durante más de una década el tema ovni tuviera diversas patentes relacionadas con antigravedad, los impulsores warp y el efecto de los mismos en los testigos. ¿Habían accedido a algún tipo de tecnología que estaban invirtiendo?

Más allá de esta especulación, lo cierto es que casi tres décadas después de la primera formulación de la burbuja de Alcubierre, podríamos estar muy cerca de superar el umbral de la velocidad de la luz, permitiéndonos los viajes interestelares y contemplando la posibilidad de que los ovnis sean –ahora sí– naves de otros planetas que utilizan tecnologías exóticas capaces de alterar la curvatura del espacio-tiempo.

White desafía a la comunidad científica a llevar a la práctica el experimento. Él, explica a la revista tecnológica y de defensa The Debrief,  que no puede acometerlo en la actualidad por estar comprometido con la agencia DARPA, aunque promete intentar la creación de un prototipo de nave hiperlumínica cuando termine su contrato.

 

Sobre el autor
Josep Guijarro

Josep Guijarro es reportero de prensa, radio y televisión, además de autor de varios libros entre los que cabe destacar Infiltrados, Seres de otras dimensiones entre nosotros, El tesoro oculto de los templarios, Aliens Ancestrales o Coincidencias Imposibles. Es documentalista de la serie «¿Extraterrestres?» (Canal Historia) y fue redactor-jefe en de la revista "Más Allá" y director de la revista "Karma-7".

Relacionados
Lo más leído

Comentarios (3)

Tavo Hace 4 meses
Claro... es muy lógico... estaría genial gastar una gran fortuna para llevar al espacio nuestras costumbres humanas de las diferencias de clases, la piraterías y el abuso de los mas indefensos, lógicamente mientras en este mundo se fomente o ignore de forma intencional y soberbia que existe gente sin agua potable, comida, salud e incontables recursos básicos para la vida... Claro... viajar por el espacio es muy importante para nuestra condición de humanos que ignora deliberadamente los de
José romero Hace 4 meses
La tecnología es algo fasinante en todos los sentidos pensar en lograr el viaje a la velocidad de la luz es pensar en abrir nuevas fronteras de exploraciones investigaciones estudios capacitaciones de personal en varias áreas espaciales dónde muchos podríamos participar y sería grandioso que no solo unos pocos estén al alcance de poder participar en este avance que nos podría yevar a una comprencion de las cosas y a un conocimiento inimaginable.
Eduardo betancourt Hace 4 meses
Nada puede viajar más rápido q la luz sólo abriendo un portal dimensional yo estudio la ciencia y he logrado importantes avances los estudios relativistas aplicados a la cuántica con los estudios de los espectros de luz me han dado buenos resultados en teoría y tengo un proyecto espacial llamado XS1 y tengo la maqueta de una nave espacial capaz de crear campos magnéticos q podrían generar portales estelares

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 382, Mayo de 2022

Nº 382, Mayo de 2022