Ovnis y vida extraterrestre

Científicos estadounidenses piden la colaboración del Gobierno en el estudio de la información OVNI

55 miembros de la Coalición Científica para Estudios UAP (SCU), junto con ingenieros y ex oficiales militares, han llevado una petición al Gobierno estadounidense para que trabajen con ellos de manera efectiva en la evaluación de los “fenómenos aéreos no identificados”

irene foto autor

Periodista e Historiadora

4 de Mayo de 2021 (16:45 CET)

Científicos estadounidenses piden la colaboración del Gobierno en el estudio de la información OVNI
Científicos estadounidenses piden la colaboración del Gobierno en el estudio de la información OVNI

Con la aprobación de la Ley de Autorización de Inteligencia del Comité de Inteligencia del Senado (SSCII), que fue firmada por Trump en diciembre de 2020, se estableció un plazo de 180 días para presentar un informe por parte del Pentágono y las agencias de inteligencia para que pudieran estudiar en profundidad estos “fenómenos aéreos no identificados” (UAP en inglés). Sin embargo, aunque el plazo se cumple en junio de 2021, este informe todavía no ha sido presentado y el tiempo, inevitablemente, se agota.

Por este motivo, teniendo en cuenta que cada vez son más las voces que reclaman informes completos sobre este desconcertante fenómeno, un grupo de científicos que conforman la Coalición Científica para Estudios UAP (SCU), junto con ingenieros y ex oficiales militares, han reclamado su posición en el asunto y la necesidad de que el Gobierno de los Estados Unidos trabaje mano a mano con ellos para poder llegar a entender científicamente lo que está sucediendo. En un comunicado de prensa, Coalición Científica lo explica de la siguiente manera:

Estos documentos apuntan hacia una tecnología aérea desconocida con capacidades exhibidas que no coinciden con ninguna tecnología conocida en el dominio público

“Los científicos de la SCU han solicitado al Congreso, específicamente al SSCII, que divulgue más información sobre la UAP a la comunidad científica. La SCU cree que es hora de iniciar un análisis científico riguroso de todos los datos de UAP disponibles para mejorar las evaluaciones de inteligencia que están en curso”.

Además, en el comunicado de prensa hacen también alusión a diferentes fenómenos producidos sobre el terreno estadounidense. Uno de ellos, el vídeo del 14 de noviembre de 2004 denominado “Evento OVNI Nimitz Tic Tac” y que se hizo público por parte del Departamento de Defensa. Este vídeo, que fue acompañado por el artículo “Estimación de las características de vuelo de vehículos aéreos no identificados anómalos en el encuentro de Nimitz 2004” resulta un auténtico misterio para la ufología. La Coalición Científica especificó que “estos documentos apuntan hacia una tecnología UAP con capacidades exhibidas que no coinciden con ninguna tecnología conocida en el dominio público, por lo que exigen la publicación de datos adicionales recopilados por los militares durante el evento”.

Esta solicitud de cooperación podría abrir las puertas a la colaboración entre el mundo científico y los estudios sobre los OVNIS

También se menciona el suceso acaecido en 2013 sobre Puerto Rico, en el aeropuerto Rafael Hernández (Aguadilla). Este otro vídeo de tres minutos, muestra un objeto que parece dividirse en dos. Los científicos establecen que "este vídeo es la mejor documentación de un objeto náutico sumergido y aéreo que exhibe tecnología avanzada y completamente desconocida por parte de los autores de este informe".

Esta solicitud de cooperación por parte de la SCU podría abrir las puertas a la colaboración entre el mundo científico y los estudios sobre los OVNIS que ha llevado a cabo la Fuerza Aérea de los EE. UU. El papel que ha desempeñado tanto el gobierno estadounidense como la SCU todavía no ha permitido una comprensión científica y completa de lo que verdaderamente supone la UAP o los “fenómenos aéreos no identificados”. Estas incursiones de los UAP son consideradas una amenaza potencial y, por consiguiente, la colaboración científica puede ser vital para poder entenderlas.

La portavoz del Pentágono, Susan Gough, defendió mediante una declaración oficial el secretismo mostrado hacia este tema: “Los exámenes exhaustivos de cualquier incursión en nuestros rangos de entrenamiento o espacio aéreo designado a menudo implica evaluaciones de todo el departamento y, según corresponda, consultas con otros departamentos de EE. UU. y agencias gubernamentales, para mantener la seguridad de las operaciones y evitar revelar información que pueda ser útil para nuestros adversarios”.

Está claro que hay mucha información que todavía permanece oculta. Sin embargo, cada vez se está poniendo más de manifiesto la imperante necesidad de que distintos órganos estadounidenses, con la colaboración ineludible del Pentágono, busquen conjuntamente respuestas a estos hechos inexplicables, para que el resultado sea mucho más completo de lo que fue en el pasado.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 370, Mayo de 2021

Nº 370, Mayo de 2021