Ciencia

Animales sanadores

Mascotas, animales de compañía, amigos incondicionales… la experiencia evidencia que una relación regular con ellos suele ser balsámica y beneficiosa para nuestra salud, de ahí que se haya desarrollado toda una terapia basada en dicha interacción.

15 de diciembre de 2021 (12:00 CET)

Animales sanadores
Animales sanadores
Nº 364, Noviembre de 2020
Este artículo pertenece al Nº 364, Noviembre de 2020

Terapia Asistida por Animales (TAA) es la denominación que ha venido a sustituir a otras menos acertadas como zooterapia y terapia animal a la hora de definir la incorporación de animales de compañía en intervenciones terapéuticas debidamente definidas y protocolizadas, un campo estrechamente relacionado con otros ámbitos de intervención asistida con animales como la educativa. La TAA complementa a la perfección otros tratamientos médicos y psicológicos, aunque por sí misma también acumula efectos positivos. Y es que más allá del pragmatismo que condujo en el pasado a la domesticación de algunas especies para su uso por el hombre, a lo largo del tiempo ha quedado sobradamente documentado el amplio espectro de beneficios implícitos que para la salud y el bienestar se derivan de esa relación, evidentemente cuando dicha relación está cimentada en el cuidado y respeto. Las especies que forman parte de nuestra esfera doméstica facilitan interacciones sociales positivas, así como hábitos inherentemente saludables, como salir a pasear de forma rutinaria o asumir responsabilidades en los cuidados de la mascota. Tampoco es despreciable la compañía, consuelo y "escucha pasiva" que brindan, que en muchos casos es percibida por sus cuidadores como desinteresada, sin limitación de tiempo y muy próxima a la empatía. 

Esta terapia se muestra efectiva en el abordaje de situaciones como autismo; estrés, ansiedad, depresión y soledad...

Conscientes de este potencial, los profesionales de la salud han sabido sacarle partido, y no es extraño que, con independencia de los servicios en terapia con animales que pueden ofertar centros especializados, también clínicas y hospitales desarrollen ocasionalmente algún programa de intervención. De hecho, un estudio de 2015 realizado por la Universidad de Jaén y encabezado por Rafael Martos-Montes, cifraba en 55 el número de entidades y en 275 los profesionales que por entonces trabajaban en España de forma multidisciplinar y rigurosa con 213 animales adiestrados para terapia, siendo sus ámbitos de actuación prioritarios "la neurorehabilitación, la educación, la psicología/psiquiatría, la integración social y la gerontología".

En TAA, el perro copa el máximo protagonismo, aunque también los caballos tienen su cuota relevante. Por su parte, los delfines, en lógica minoría, destacan por su exotismo y reinado acuático, siendo apenas testimonial la incorporación de otras especies como gatos o aves.
Los expertos de Jaén, en cuya universidad se desarrollan permanentemente investigaciones y se imparte el único Master en Intervención Asistida con Animales de España, atribuyen el predominio del perro a su capacidad de aprendizaje, a su carácter alegre y afectivo, así como a su capacidad de socialización con las personas permitiendo establecer vínculos y relaciones predecibles y seguras. El perro es un facilitador social capaz de integrarse en la vida social de las personas, siendo un excelente instrumento para entablar nuevas relaciones sociales o recuperar aquellas degradadas, conseguir captar la atención o facilitar el uso del lenguaje y la expresión de las emociones. En general, esta terapia se muestra efectiva en el abordaje de situaciones como autismo; diversidad funcional permanente o transitoria; fibromialgia; estrés, ansiedad, depresión y soledad; rehabilitación; dolor, miedos y TDAH en niños; obesidad y problemas cardiovasculares, así como baja autoestima. 

La TAA es un extraordinario lubricante social, que facilita las relaciones y la comunicación. Los animales no juzgan y el diálogo con ellos va más allá de las palabras, es emocional.

 

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 378, Enero de 2022

Nº 378, Enero de 2022