Ciencia
31/01/2022 (09:57 CET) Actualizado: 31/01/2022 (09:57 CET)

Descubren objeto cósmico diferente a todo lo conocido

Los astrónomos barajan varias hipótesis para intentar explicar esta 'anomalía' astronómica

Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo

31/01/2022 (09:57 CET) Actualizado: 31/01/2022 (09:57 CET)
Descubren objeto cósmico diferente a todo lo conocido
Descubren objeto cósmico diferente a todo lo conocido

"Fue algo completamente inesperado. Como astrónoma, fue un poco espeluznante, porque no se conoce nada en el firmamento que se comporte de forma semejante". Quien así habla es la doctora Natasha Hurley-Walker, radioastrónoma del Centro Internacional de Investigaciones Radioastronómicas (ICRAR, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Curtin, en Australia. Y el 'fenómeno' al que se refiere tuvo lugar el año pasado, cuando un miembro de su equipo detectó, mientras rastreaba el firmamento con el telescopio Murchinson Widfield Array (MWA), un inusual objeto que liberaba una explosión gigante de energía tres veces por hora (cada 20 minutos), y por espacio de un minuto cada vez.

Este objeto aparecía y desaparecía durante varias horas a lo largo de nuestras observaciones

Según los científicos australianos, este objeto, muy brillante y de un tamaño inferior al Sol, es totalmente distinto a cualquier otra cosa que los radioastrónomos hayan visto antes. "Este objeto aparecía y desaparecía durante varias horas a lo largo de nuestras observaciones", explicó Hurley-Walker en declaraciones a la publicación Science Daily. Aunque a los profanos tales características puedan hacernos pensar en un objeto de origen artificial, los astrónomos creen que el causante de esta 'anomalía' astronómica podría ser una estrella de neutrones o tal vez una enana blanca, una estrella que ya ha agotado su combustible nuclear y que posee un campo magnético 'ultrapoderoso'.

Tal y como han explicado los investigadores, el singular hallazgo lo realizó el año pasado el estudiante Tyrone O’Doherty, que estaba realizando observaciones mediante el telescopio MWA, en el interior de Australia Occidental. "Es emocionante que la fuente que identifiqué el año pasado haya resultado ser un objeto tan peculiar", explicó O’Doherty, que actualmente está realizando su doctorado.

Un objeto cósmico como el ahora descubierto supone encontrarse con algo realmente extraño

Normalmente, los astrónomos están acostumbrados a estudiar objetos transitorios. En el caso de los 'transitorios lentos', por ejemplo, las supernovas, estos objetos se dejan ver incluso durante varios meses. En el caso de los 'transitorios rápidos', como es el caso de las estrellas de neutrones (por ejemplo, los púlsares), estos objetos se pueden detectar durante segundos o milisegundos. Por esta razón, el descubrimiento de un objeto cósmico como el ahora descubierto, con una duración de aproximadamente un minuto, supone encontrarse con algo realmente extraño. En opinión de la doctora Hurley-Walker, el misterioso objeto podría coincidir con un objeto que se ha predicho a nivel teórico, y que los astrónomos han bautizado como 'magnetar de periodo ultralargo': "Es un tipo de estrella de neutrones que gira lentamente y que se ha predicho que existe teóricamente. Pero nadie esperaba detectar directamente uno como este, porque no imaginábamos que fueran tan brillantes. De alguna manera, está convirtiendo la energía magnética en ondas de radio de modo mucho más efectivo que cualquier otra cosa que hayamos visto hasta la fecha", aclaró la radioastrónoma.

Ahora, Hurley-Walker y su equipo están rastreando en los archivos del MWA en busca de otros posibles registros similares que puedan haber pasado previamente desapercibidos, pues de ese modo se podrá determinar si el hallazgo realizado por el joven O’Doherty fue un evento único –y extremadamente raro– o un fenómeno más habitual que había pasado inadvertido hasta el momento. En cualquier caso, mientras tanto no quitan ojo al lugar donde se encontraba el objeto, situado a unos 4.000 años luz de la Tierra –"En nuestro patio trasero galáctico", según Hurley-Walker– para averiguar si vuelve a 'encenderse' y así poder seguir estudiándolo.

Sobre el autor
Javier Garcia Blanco

Periodista y fotógrafo especializado en temas de arte, historia y viajes. Ha publicado sus trabajos en medios como El Mundo, GEO, Lonely Planet, Condé Nast Traveler Destinos, entre otros. Autor de varios libros, como Historia negra de los Papas, Ars Secreta o Héroes y villanos. Fue jefe de edición de Año/Cero, y actualmente dirige el magazine de viajes y cultura Wanderer.es

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Zinio 384 1

Nº 384, Julio de 2022