Enigmas y analogía

Un mini tornado sobresalta a los turistas en Chichén Itzá

Impactantes imágenes de un mini tornado en la Gran Plaza de Chichén Itzá mientras miles de turistas esperaban la "bajada de Kukulcán" en el solsticio.

27 de Marzo de 2019 (12:43 CET)

Un mini tornado sobresalta a los turistas en Chichén Itzá
Un mini tornado sobresalta a los turistas en Chichén Itzá

Kukulcán es el dios supremo de los mayas y según la tradición, todos los años desciende a la Tierra coincidiendo con el solsticio de primavera. En realidad, el fenómeno es visible en los cuatro días que suceden a este evento astronómico desde la Gran Plaza que se llena de turistas y grupos New Age con el propósito de recibir a la Serpiente Emplumada de los mayas y cargarse de "energía".

La pirámide de Chichén Itzá, conocida como El Castillo, fue construida como un monumento solar. Los arquitectos mayas orientaron el eje principal unos 19 grados respecto del norte geográfico para conseguir que se proyecte la sombra de las aristas de sus nueve plataformas en la balaustrada de la escalinata norte de la pirámide. De este modo, da la sombras imitan el serpenteo del dios descendiendo a la Tierra. En el piso, dos enormes cabezas de serpiente culminan el efecto.

El 22 de marzo de 2019 miles de personas esperaban que el sol proyectara sus sombras sobre el monumento cuando, repentinamente, se formó un torbellino, un mini tornado, sobre la misma base de la pirámide. El efecto fue sobrenatural.

"Kukulkán está enojado" –se oye en el vídeo que te proporcionamos.

 

 

Rápidamente los turistas, en lugar de salir corriendo, sacaron sus celulares o enfocaron sus cámaras sobre la larga manga que se perdía en el firmamento para inmortalizar la extraña escena.

Los especialistas del mundo maya aseguran que este fenómeno ya era conocido en la antigüedad y recibía el nombre de "serpiente de viento" en el momento que anunciaba el descenso de Kukulkán.

La serpiente emplumada está relacionada con el planeta Venus

El dios Kukulkán se identifica con el Quetzalcóatl de los aztecas. Solía representarse en forma de serpiente emplumada y era relacionado con el planeta Venus. Teniendo en cuenta que los mayas estaban bien familiarizados con las serpientes, que formaban parte de su vida cotidiana y, por tanto, veían reptar por sus campos, ¿por qué las representaron volando?  Es un misterio que se explica, tal vez, por el fenómeno que presenciaron este solsticio los turistas del yacimiento arqueológico.

 

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 347, Junio de 2019

Nº 347, Junio de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.