Enigmas y anomalía

Vuelve el bigfoot (I)

Vuelve el bigfoot, o eso es lo que clama desde hace un par de años una mujer californiana que ha denunciado al estado norteamericano de California por no reconocer la existencia de la criatura.

espacio misterio

14 de Agosto de 2019 (11:00 CET)

Vuelve el bigfoot (I)
Vuelve el bigfoot (I)

Claudia Ackley es vecina de la localidad californiana de Crestline y asegura haber sido testigo de la aparición de una de estas escurridizas criaturas. Y ahora da más datos: todo ocurrió a las siete de la tarde del 27 de marzo de 2017 cuando paseaba por un bosque cercano a su ciudad natal, en compañía de sus hijas de 14 y 11 años, respectivamente, por lo que no hablamos de una testigo, sino de tres. Y es que Claudia se quedó muda cuando observó que sus hijas, que caminaban unos metros más adelante, se habían quedado literalmente petrificadas, observando algo que ella no lograba identificar pero que sin duda se situaba frente a las tres. Hasta que por fin lo pudo ver: «Se trataba de un ser muy alto apoyado en un pino. Su pecho era enorme. Parecía un neandertal y si algo llamaba la atención es que todo su cuerpo estaba cubierto de un espeso manto de pelo. Por el tamaño debía de pesar unos trescientos kilos». Al parecer el animal se les quedó mirando con sus grandes ojos negros, y tras emitir un potente aullido y mover las ramas del árbol con violencia, escapó a toda velocidad. Lo sorprendente es que las niñas posteriormente declararían que antes de que la madre llegase hasta la posición en la que estaban y viese al ser, otros dos más pequeños habían salido huyendo ya de la escena. Pues bien, este encuentro llevó a Claudia Ackley a presentar una demanda contra el Departamento de Pesca y Vida Salvaje de California, así como a la Agencia de Vida Salvaje de dicho estado. Lo sorprendente es el objeto de la demanda: que las autoridades no reconocen la existencia de una criatura de la que hay, no sólo innumerables testimonios, sino incluso fotografías y grabaciones.

Desde 1831 se tienen registros que recogen la aparición de extraño ser; una criatura peluda que habita en los bosques y que nunca deja de estar de actualidad.

No en vano desde los años cincuenta hay disponible para el usuario un importante archivo que contiene cientos de observaciones. Ha sido bautizado como Bigfoot casebook –«Registro de piesgrandes»–, y en él se hallan más de un millar de observaciones que se han producido en el último siglo y medio. Para los expertos esta es una cifra ínfima, ya que únicamente correspondería a un diez por cierto de los avistamientos. De ser así estaríamos hablando de más de diez mil, una cifra lo suficientemente importante como para que el asunto no sea tomado a broma.

bigfoot pruebas
 

A este respecto el documento más importante es la conocida «Filmación Patterson», en honor al cámara Roger Patterson, que en octubre de 1967 montaba a caballo por estos bosques, en compañía de su amigo Bob Gimlin, muy cerca de Bluff Creek, en la región del norte de California. Iban buscando rastros que les condujeran hasta un «piesgrandes». De repente los caballos se asustaron y comenzaron a retroceder. Frente a ellos, y de rodillas junto a un arrollo había lo que parecía ser una bigfoot hembra. El cámara empezó a correr detrás de aquella criatura y ésta, al observarlos, huyó a toda velocidad. Así las cosas, y antes de desaparecer para siempre, se giró y miró a sus perseguidores, que tuvieron tiempo de grabar unos segundos en una cinta de 16 mm que ha dado la vuelta al mundo, y que pese al tiempo transcurrido y a las pruebas a las que ha sido sometida, no se ha podido demostrar que sea falsa. En el lugar se hallaron varias huellas, de las que se hicieron varios moldes. Cada una medía unos 40 cm. Pues bien, pocos documentos en el mundo de la criptozoología han resultado ser tan populares, fascinantes y controvertidos como la famosa filmación obtenida por Patterson, que podría considerarse el equivalente a la «Película Zapruder» del asesinato de JFK, aunque su autenticidad siempre ha sido cuestionada, alegándose que muestra a un hombre enfundado en un traje de simio. Pero, ¿se ha analizado? Sí, y los resultados son contundentes… 

Relacionados
Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Diciembre 2019

Nº 353, Diciembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.