Historia oculta

Dos misteriosas esferas de 5.500 años pueden cambiar la historia

En un yacimiento situado al norte de Escocia, en las islas Orcadas, se han descubierto dos misteriosas esferas del neolítico perfectamente pulidas.

Josep Guijarro

Periodista y escritor

1 de octubre de 2021 (13:02 CET)

Dos misteriosas esferas de 5.500 años pueden cambiar la historia (Universidad de Lancashire Central)
Dos misteriosas esferas de 5.500 años pueden cambiar la historia (Universidad de Lancashire Central)

Golpeadas por un viento constante, las islas Orcadas están llenas de signos de su pasado remoto. Aunque están situadas al norte de la costa escocesa, están geográfica y culturalmente más cerca de Escandinavia, a las que estuvieron vinculadas hasta el siglo XV.

En una de esas islas, de no más de cinco kilómetros y rodeada de las mejores playas de las Orcadas, ha tenido lugar un hallazgo inquietante. Nos referimos a la isla de Sanday y, concretamente en la península de Tresness.

Los arqueólogos estudiaban un monumento funerario de 5.500 años de antigüedad. Trabajaban a toda prisa pues la roca sobre la que se asienta esta tumba de forma piramidal se estaba desmoronando. De repente, en las esquinas de dos compartimentos diferentes utilizados para intercalar restos humanos en la cámara funeraria, descubrieron dos esferas de piedra perfectamente talladas y bien conservadas.

Según declararon los expertos a The Scotsman, esas bolas, totalmente redondas, cumplían un determinado papel en los entierros, pero aún no han podido esclarecer su significado real. Constituyen un misterio.

 
Piedras interior
Piedras interior

Se cree que el yacimiento es uno de los primeros que hayan sido construidos en Escocia, pues data de época neolítica, en el 3.500 a.C.

Las bolas de piedra pulida tienen unos diez centímetros de diámetro y están finamente talladas y acabadas. Una de ellas es perfectamente esférica y brillante. La otra muestra una grieta.

Sólo en las Orcadas se han encontrado 20 de esas misteriosas bolas, de un total que ronda las 500 en toda Escocia, aunque los investigadores reconocen que muy pocas han sido excavadas con técnicas arqueológicas en sitios funerarios. Según Vicki Cummings, de la Universidad de Lancashire Central en Inglaterra, estas esferas podrían haber sido empleadas como armas. Aunque es sólo una idea. Ya que las de Sanday no disponen de lóbulos a los que se podría enrollar una cuerda alrededor para ser utilizadas como onda.

Este hallazgo supone un cambio radical porque, al ser halladas en una tumba, podrían tener una finalidad artística, tal vez para significar el estatus de una persona en su comunidad o para conmemorar una fase importante de sus vidas, según Cummings.

Es un misterio que trasciende de las fronteras escocesas ya que, en un contexto arqueológico, en 2013 fueron halladas en México, concretamente en el Templo de la Serpiente Emplumada de Teotihuacán, tres cámaras secretas con cientos de esferas de metal que podrían haber sido utilizadas como algún tipo de ofrenda.

El hallazgo de Sanday no hace sino reforzar su riqueza arqueológica que incluye un lugar del Patrimonio Mundial de la UNESCO llamado Corazón del Neolítico y el pueblo neolítico de Skara Brae.

Relacionados
Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Nº 375, Octubre de 2021

Nº 375, Octubre de 2021