Historia

Encuentran un anillo de Apolo en un templo judío

Este anillo de jaspe que representa al dios Apolo tiene 2000 años de antigüedad y ha sido descubierto en el Parque Nacional del Valle de Tzurim, junto al Monte del Templo, el lugar sagrado del judaísmo ¿Qué hace Apolo, un dios griego, en Jerusalén? ¿Por qué un judío llevaría este anillo?

11 de Noviembre de 2020 (15:15 CET)

Encuentran un anillo de Apolo en un templo judío (Eliyahu Yanai/City of David)
Encuentran un anillo de Apolo en un templo judío (Eliyahu Yanai/City of David)

El hallazgo en cuestión, un anillo de Apolo de 13 mm de largo y 11 mm de ancho, ha sido descubierto en un canal de drenaje de Jerusalén, en el Parque Nacional del Valle de Tzurim. Su datación indica que pertenece al siglo I d. C, correspondiéndose dentro de la historia judía, con el periodo del Segundo Templo, que acaba con la destrucción por los romanos del santuario de Jerusalén en el 70 d. C. Su forma es ovalada y está hecho en jaspe marrón oscuro, contando con otras en tonalidades amarillas y blancas. Su aparición no pasa desapercibida a nadie, ya que, debido a sus creencias, es difícil encontrar una explicación de por qué un judío portaría un anillo de un dios extranjero. 

La función principal de este tipo de anillos era servir como sellos, principalmente para cartas, contratos o documentos de bienes. Sin embargo, inicialmente, la imagen que guardaba en su interior resultó extraña para los investigadores, por lo que el supuesto Apolo fue difícil de identificar. Tras varios análisis, los especialistas confirmaron que la efigie en cuestión era un retrato de Apolo, dios griego de la curación y las artes, con el perfil hacia la izquierda y portando un semblante joven y apuesto. 

«Aunque Apolo es una deidad olímpica de las culturas griega y romana, es muy probable que la persona que llevaba el anillo fuera judía» aseguró Eli Shukron, director de la excavación. Este grupo de investigadores opinan que el anillo no fue usado con una intención ritual ni religiosa, sino que, debido a que Apolo representa la luz, la pureza y la salud, servía de vinculación con estas características. Especialmente la luz, ya que, como especifica Shua Amorai-Stark, especialista en gemas grabadas: «la idea de la luz contra la oscuridad estaba presente de manera prominente en la cosmovisión judía en esos días».

Sin embargo, ¿qué sucedería si no fuese Apolo? Como señala Ancient Origins, en el antiguo Bahir judío, el «Libro de la Iluminación», atribuido a Nehunya ben Hakanah en el siglo I, se discute el concepto de Kether (la «Corona» de Dios). Como primera séfira, es la máxima emanación del árbol de la vida de la Cábala, una serie de enseñanzas esotéricas. Kether es descrito como «la más oculta de todas las cosas ocultas» que es «completamente incomprensible para el hombre». Siglos más tarde, místicos judíos hablaron del símbolo del «rey judío perfilado», representante del caos más absoluto, la voluntad oculta del creador. Entonces, ¿podría el anillo representar un concepto místico judío de Dios? ¿O realmente es una representación del dios Apolo? El misterio está servido. 

Lo más leído

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

portada ano cero noviembre corporativa

Nº 364, Noviembre de 2020