Civilizaciones perdidas

Se esfuma el tren del oro nazi

Los cazatesoros Peter Koper y Andreas Richter paran las excavaciones al no encontrar el supuesto convoy desaparecido en 1945

2 de Septiembre de 2016 (11:03 CET)

Se esfuma el tren del oro nazi
Se esfuma el tren del oro nazi

Después de una operación de búsqueda que ha costado 140.000 zlotys (alrededor de 32.000 euros), se desvanece la posibilidad de encontrar el mítico "tren del oro nazi", según admitió ayer (por el jueves 1 de septiembre de 2016)  el portavoz de los dos cazatesoros, Andrej Gaik. 

Rodeado  de una nube de micrófonos, Gaik confirmó que después de  dos semanas de duro trabajo junto a un equipo de 70 personas, no habían encontrado ni el tren del oro nazi, ni el supuesto túnel por donde circulaba cuando quedó sepultado bajo las montañas de la Baja Silesia.

Los cazatesoros habían  abierto tres agujeros de seis metros de profundidad a lo largo del kilómetro 65 de la vía férrea que une las localidades de Walbrzych y Breslavia, en Polonia convencidos de que allí encontrarían el legendario "tren de oro", un convoy  blindado que supuestamente cargaba hasta 300 toneladas de oro en su interior cuando desapareció misteriosamente a finales de la II Guerra Mundial.

El 20 de agosto de 2015, el alemán Andreas Richter y el polaco Piotr Koper, dos historiadores aficionados, anunciaron haber descubierto con un radar terrestre la figura alargada de un convoy blindado de entre 120 y 150 metros de largo. Según su relato, la máquina se encontraba escondida en un túnel a 50 metros de profundidad, en una zona montañosa de la Baja Silesia, en el suroeste de Polonia, donde el III Reich trató de levantar un enorme complejo subterráneo.

"No hay nada", ha declarado a la agencia France Press Andrezj Gaik, el portavoz del equipo de búsqueda. "Hemos decidido tapar el agujero ya que, hay que admitirlo, no ha producido nada", ha añadido.

El secreto de más de 70 años que tantas esperanzas y habladurías ha generado entre la población de Walbrzych continuará siendo un mito. Varios estudios y expertos en geología, como la Universidad de Ciencia y Tecnología de Cracovia, ya habían avisado de que las probabilidades de encontrar el tren eran muy limitadas.

Pero Koper y Richter, que habían exigido al Gobierno de Polonia quedarse con un 10% del botín si encontraban el tesoro, aún no se dan por vencidos. Gaik ya ha avisado de que reanudarán la investigación este mes de septiembre. Esta vez, eso sí, a menor escala.

Lo más leído
Ver comentarios

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Nos interesa tu opinión

Revista

Portada Año Cero Septiembre 2019

Nº 350, Septiembre de 2019

Esta web utiliza 'Cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.